Actualizado hace: 17 días 6 horas 35 minutos
Devaneos en el CNE
Devaneos en el CNE
Por: Jaime Enrique Vélez

Jueves 04 Marzo 2021 | 04:00

Entre problemas y apretujones, peligros epidemiales y otros males, los ecuatorianos acudimos a las urnas, en busca anhelante de un Ecuador boyante, con trabajo y oportunidades para todos, con menos delincuencia; buscamos un país que nos dé la oportunidad de desarrollarnos social, académica y económicamente, que en cada mañana tengamos en nuestras mentes que vamos a laborar con un talante estable y la gran alegría de saber que ese empleo nos dará los ingresos económicos para sustentar los gastos del hogar.

Del 7 de febrero a estas fechas, ya sumamos varios días y el máximo organismo electoral del país aún no proclama los resultados definitivos de las elecciones pasadas recientemente. Esta actitud de lentitud de este ente se ha convertido en un verdadero devaneo, por su desatino en el manejo normal del proceso, causando un verdadero desconcierto no solo en los actores políticos participantes, sino también en el país. 
Las dolorosas vivencias de las elecciones pasadas, donde entre anarquías y apagones se fraguaron “resultados” que los ecuatorianos no digerimos totalmente. Hoy nos hacen elucubrar sospechosamente entuertos en las actuales, maculando un acto eleccionario, que por naturaleza y dignidad debe ser probo, decente y que merezca ser creído.
Estas votaciones, entre papeletas, certificados, sueldos, estipendios, logísticas y otros gastos, no pueden convertirse en un egreso oneroso para el erario público, mucho menos en estos momentos de crisis en todos sus niveles, aprieto que nos indica que existen otros frentes nacionales, como el de la salud, con infraestructura hospitalaria, medicinas, médicos y otras necesidades prioritarias, que deben ser atendidos pecuniariamente con celeridad.   
Como resultado negativo de estos desaciertos y desatinos del CNE, las comunidades y nacionalidades indígenas una vez más han abandonado sus surcos y chacras de cultivos para marchar hasta Quito, y en sus calles manifestar y protestar contra lo que ellos consideran un fraude hacia su candidato. Hechos análogos todavía humean por su violencia en la capital de la República. 
Es tanta la desconfianza que está causando el accionar en la manipulación de los votos del CNE, que hasta otros organismos totalmente ajenos a sus funciones quieren de cualquier manera fiscalizar y certificar que lo actuado y decidido por ellos es verídico, fidedigno y lo que el pueblo en las urnas eligió.
Los miembros del principal organismo y rector de la democracia en Ecuador, para tranquilidad y sosiego de la población nacional, deben hacer sus tareas mostrando pulcritud, eficiencia, honestidad y velocidad, considerando que en el veredicto final de su trabajo reposa el futuro inmediato de esta patria. 
 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: