Actualizado hace: 6 horas 9 minutos
JOSÉ VICENTE SANTOS
La segunda vuelta – enfoque económico

Domingo 21 Febrero 2021 | 17:33

 La elección presidencial en Ecuador deja mensajes muy claros desde distintos ámbitos. Empecemos por la gran cantidad de candidatos que no logran superar el 1% de preferencias electorales, esto debe ser una pauta para definir líneas para procesos menos costosos con una participación más ajustada a las realidades de nuestro país; resulta inaceptable que se den procesos innecesarios – recuento de votos – para definir un finalista, cuando la ley es clara, esto cuesta 1’500.000 dólares más de lo presupuestado, que en situación de crisis sanitaria y económica resultan impresentables. 

Los ecuatorianos han definido dos líneas muy claras, la primera que representa una política con tendencia a la izquierda y la otra de derecha con tendencia empresarial. Muchos se preguntarán ¿qué tan importante es que sean de derecha o izquierda? la respuesta es que es absolutamente relevante, no olvidemos que de acuerdo a la línea política se plantean las orientaciones de economía política, es decir, cómo se priorizarán los recursos escasos de un país con relación a las necesidades ilimitadas de la población, sobre todo la más vulnerable.
El candidato Andrés Arauz representa una tendencia de política económica orientada al ser humano, es decir, que su priorización va enfocada a que la mayoría podamos acceder a los derechos de forma más equitativa y no por tener más capital. Es importante dejar claro que el socialismo del siglo XXI está enfocado en mantener un sistema productivo capitalista, pero con una distribución más justa, esto es importante entenderlo, ya que el Estado debe ser quien, a través de políticas públicas pueda impulsar el crecimiento económico para que las condiciones de vida mejoren y de esta manera las empresas también puedan tener un mercado donde vender sus productos al interno, con condiciones de competitividad para lo externo.
El candidato Guillermo Lasso tiene una tendencia de política económica basada en la economía de libre mercado, que no es otra cosa que dejar que la oferta y la demanda regulen el funcionamiento entre los actores económicos, y que el Estado tenga una regulación limitada. Esto en época de crisis resulta muy crítico y peligroso para poder generar una reactivación más equitativa, y que al final termina golpeando a la calidad de los servicios públicos (salud, educación, justicia), siendo un detonante para la disminución de la capacidad de consumo de la mayoría de la población, lo que al final termina rebotando a los empresarios, por ende al crecimiento económico del país. 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Más opiniones: