Actualizado hace: 18 minutos
El debate de los presidenciables
El debate de los presidenciables
Por: Solón Pinoargote Sánchez

Jueves 04 Febrero 2021 | 04:00

Entre los días 16 y 17, sábado y domingo, respectivamente, de enero del presente año, tuvo lugar el debate político entre los aspirantes al solio presidencial, básicamente con la idea de dar a conocer sus planes y proyectos de gobierno, para que estos a su vez sean puestos en conocimiento y consideración de los participantes, y por supuesto del país, para que muestren conformidad, o caso contrario, refuten de manera argumentada con lo cual se abriría la confrontación y el debate de ideas.

Quienes estuvimos atentos al desarrollo del mismo, nos preguntamos: ¿Hubo acaso debate de lo que se dice debate? ¿O simplemente resultó ser una exposición rápida y ligera, sin profundizar en nada de lo que cada uno de ellos haría en la eventualidad de llegar a Carondelet? El debate debe entendérselo como el enfrentamiento y la confrontación extrema o no, de un determinado asunto o ideas entre dos o más personas; no de insultos ni señalamiento. 
Al margen de estas cositas que de pronto desdibujan la seriedad de lo programado, en sí lo que sentimos fue, en algunos pasajes del programa, un aburrimiento total en lo que a los actores se refiere, los mismos que, si bien siempre mostraron optimismo, en la especie no abordaron mayormente lo que la ciudadanía quería escuchar.
Pero no solo fue eso, creemos las preguntas que se encontraban en sobre cerrado, debieron ser sacadas de la “pecera” por ellos, es decir, por los participantes y no por los moderadores, toda vez que da lugar a malas interpretaciones. En cuanto al tiempo de dos minutos para hablar del proyecto de gobierno, siempre resultará insuficiente, como efectivamente así ocurrió; y, el minuto para ampliar lo dicho o refutar alguna posición política contraria o no, también insuficiente. 
Puede decirse, primero, que debate no hubo y segundo, que tampoco se les permitió esbozar sus planes de gobierno, con lo que muchos de los televidentes perdimos el tiempo; empero, es rescatable en todo caso lo del portovejense Celi y del mismo candidato de la Lista 1 Andrés Arauz; ambos con sus contestaciones mostraron firmeza, voluntad, y sobre todo creíble en cuanto a propuestas. En el caso del candidato Arauz, muy inteligente su participación tanto en respuestas cuanto en propuestas y maneras de eludir agravios y sandeces. Bien Montúfar, pésimo Lasso.
El debate bien entendido y excelentemente practicado, constituye una herramienta sólida para conseguir el objetivo, lamentablemente nuestros candidatos lo confunden, ya que demostraron tener la creencia que se trata de un espacio para el que mejor insulta o más grita, y se olvidan de lo fundamental, que fueron llamados a debatir planes y proyectos de gobierno, y de la aplicación de ideas de manera fundamentada.   
 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti:

Más opiniones: