Actualizado hace: 5 minutos
En tierra de ciegos el tuerto es rey
En tierra de ciegos el tuerto es rey
Por: Jorge Guillén Morales
[email protected]

Miércoles 27 Enero 2021 | 04:00

Hay ocasiones en que me siento impotente al observar una marcada inmadurez política en un alto porcentaje de ecuatorianos, al tomar decisiones coyunturales respecto al futuro de la nación con referencia a los próximos comicios. Parece que la historia se repite siempre y terminamos eligiendo al menos indicado para gobernar.

Recordemos nuestro pasado político, donde varios de los expresidentes tuvieron que abandonar a la fuerza sus cargos por diferentes razones, la mayoría por incompetencia, abuso de poder y sobre todo corrupción. Por esta razón existe también un alto porcentaje de indecisos que a veces terminan anulando el voto o eligiendo al menos malo.
El caso es que la gobernabilidad en el país está tan deteriorada, que no entiendo por qué existen tantos candidatos presidenciales si no presentan un verdadero plan de gobierno donde demuestren que tienen clara la realidad del país y tienen la capacidad y conocen el mecanismo para cambiarlo, solo promulgan tantas generalidades e ideas inconclusas que a nadie convencen.
Por otro lado, sabemos que en Ecuador predomina la impunidad como consecuencia de un degradado sistema de justicia, con leyes que favorecen siempre a los corruptos y con una falsa bandera de una Asamblea que no controla ni legisla a nadie, por el contrario, también es parte de la corrupción generalizada de los tres poderes del Estado, incluso con la venia de las autoridades de control, que en su conjunto han propiciado los mayores escándalos de saqueos al erario nacional. Cómo se puede gobernar con un sistema tan corrupto.
Un país sin justicia es ingobernable, con un Estado demasiado obeso donde se desperdician millones de dólares en pago de sueldos de una burocracia ineficiente que no aporta ni en productividad, control, planificación ni ejecución de proyectos estructurales de cada región. Nadie habla de este tema porque tienen miedo a perder votos. ¿Qué cambios podemos esperar entonces? 
Ahora que estamos nuevamente en época electoral y escuchando a los 16 candidatos en el primer debate nacional, la mayoría demuestra poca experiencia en política y no conocen a fondo los problemas, peor en presentar soluciones. También eluden las preguntas y no tienen la capacidad intelectual para encarar los temas, sino que dicen todo lo que quieren, menos la respuesta esperada. Otros candidatos, en cambio, pretenden engañar con una supuesta experiencia, pero sus ofrecimientos tienen tantas contradicciones.
Me apena que algunos ni siquiera saben expresarse bien y sus propuestas son tan aburridas y estúpidas que son el hazmerreír de muchos. A dónde vamos, no sé, pero es preocupante que sigamos siendo un país de ciegos.
 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti:

Más opiniones: