Actualizado hace: 5 horas 28 minutos
Corrupción, ambición e injusticia heredadas
Corrupción, ambición e injusticia heredadas
Por: Lenin Zamora Loor
[email protected] Licenciado-docente

Jueves 21 Enero 2021 | 09:19

 Desde la influencia española nuestra nación ha sido víctima de injusticias, corrupción, y dominio por un estado de gobierno que se enquistó en el territorio nacional para imponer sus leyes y saquear nuestras riquezas, afectando negativamente nuestras raíces filosóficas, históricas e idiosincrasia. 

Luego de instaurarse el Gobierno Republicano heredó estas prácticas negativas con abusos especialmente para los indígenas, quienes en parte han superado y cambiado a fuerza de exigencias y voluntad este trato injusto venido desde la colonia. Fácilmente se puede  deducir que la independencia total nunca se logró, quedando rezagos de esa política inconstitucional empleada por estos nefastos gobiernos.
Remontándonos a nuestros días, es lamentable comprobar que la forma de gobernar no ha cambiado, peor superado la corrupción y el saqueo a las arcas de una nación tan venida a menos. Tal parece que viviremos condenados a que estas taras sigan siendo heredadas por los actores políticos que dirigen la nación, perpetuándola a la postración y decadencia, situación de la que no saldremos si cada ciudadano no exige cambios desde la función que  desempeña, eligiendo a conciencia a los mandatarios, dejando a un lado pasionismos y conveniencias individuales, sirviendo sin lucrarse más allá de un salario asignado, formando la actitud y el pensamiento de las actuales generaciones con las premisas del verdadero servicio, liderazgo, honradez, coherencia entre el decir y hacer y la práctica de valores desde la educación inicial.
Cada ecuatoriano debe hacer un análisis profundo de  la gestión de cada uno de los entes políticos, para poder concluir si realmente han aportado al desarrollo de nuestro país, atendiendo las necesidades de los más desposeídos y contribuido al desarrollo económico, social y educativo. 
Es momento de renovar, quienes han venido actuando por años en elecciones políticas ya no deben tener el respaldo del elector, la oportunidad deber ser para nuevos elementos que propongan cambios, que demuestren honestidad y don de servicio, para ello nuestra misión es seguir de cerca la gestión pública y privada de cada candidato, analizar su comportamiento y perfil, solo así tendremos mandatarios idóneos.
Educación para la ciudadanía materia de formación, debe centrarse en liderazgo político, leyes, normas, civismo, dando a conocer que quienes fueron elegidos para servir y representarnos se sirvieron de sus funciones para saquear y lucrarse, y no vuelvan a ser elegidos por un electorado que continuamente se renueva. 
 
Lenin Zamora Loor
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti:

Más opiniones: