Actualizado hace: 10 horas 6 minutos
Perfil que contrasta
Perfil que contrasta
Por: Xavier Cedeño G.
[email protected]

Viernes 04 Diciembre 2020 | 08:32

 Perdidos en su orientación vocacional y con ello erráticos al hablar, bajos niveles de lectura, una menguada identidad y autoestima, es la característica de un buen porcentaje de bachilleres que ingresan a las aulas universitarias a estudiar periodismo y comunicación, en las diferentes facultades de Ciencias de la Comunicación de la provincia. Una realidad que contrasta con el perfil que anhelan los medios de comunicación, con comunicadores que hagan un periodismo “que dure más que un día”, tal como reclamara en algún momento Ryszard Kapuscinski.

La causa no es la universidad como muchos creen. Este problema viene desde la escuela, colegio, entorno familiar, estereotipos externos que influyen en la calidad formativa del estudiante de hoy, puesto que al llegar al centro superior, arriban precedidos de una serie factores facilistas, lo que plasma su condición inestable.
Nuestra experiencia instructiva en la educación superior permite reflexionar lo duro del trabajo académico y científico para consolidar primero la parte humana y luego profesional del comunicador social, aplicando una serie de estrategias cognitivas y de experticia en procura de satisfacer en lo posterior el mercado laboral, pero en el camino se encuentran obstáculos que trastocan la intención docente.
Lo expuesto también admite deliberar lo escandaloso del sistema educativo primario, que es la base pedagógica e ilustrativa en la formación de niños que posteriormente colaboren ya adultos en procesos de desarrollo, dado que reciben asignaturas no relacionadas con valores, ciudadanía, buena escritura, naturaleza y cultura, para citar.
Por ello en la universidad se refleja ese bajo nivel con palabras impropias al redactar, oratoria hendida, altos niveles de plagio en diferentes trabajos. En pocas palabras, una orientación vocacional mal entendida con relación a la profesión del periodismo y la comunicación.          
Leonardo Cevallos Chica, Cinthia Carbo Medranda, Carlos García, Enrique Loor Vera, Mayra Castro López y otros tantos que se nos escapan el nombre para citar, son periodistas que estudiaron en la Facco de la Uleam y desde su ingreso a la unidad académica fueron ejemplo de superación y distinción por su autoaprendizaje, combinando sus experticias con la profesión y guía de la academia.
Es una temática que involucra a todos, porque comprende no solo a bachilleres que optan por estudiar periodismo, sino también en otras profesiones. Una reingeniería al Ministerio de Educación de Ecuador permitiría reconsiderar en las mallas curriculares asignaturas que permitan interactuar holísticamente a niños y jóvenes con una mayor comprensión contextual su vocación humana y posterior profesión. 
 
Xavier Cedeño Guadamud
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti:

Más opiniones: