Actualizado hace: 11 horas 10 minutos
Cristhian Mario Cevallos López
Bambú, recurso que puede revivir

Manabí tiene el privilegio de cultivar un recurso natural en la ribera de los ríos de las zonas rurales al que se le toma provecho al utilizarlo como material indispensable para las actividades cotidianas de sus habitantes. Tal recurso es el bambú, más conocido como caña guadúa o caña brava.

Viernes 27 Noviembre 2020 | 04:00

Nuestros antecesores, al contar con este material en sus terrenos, ignorando de sus propiedades físicas y mecánicas, construyeron sus viviendas con paredes de caña picada apoyadas en estructuras de madera, convirtiéndose en constructores de impresionantes “mansiones”, representando la arquitectura vernácula en aquellos tiempos.
Son tantos los beneficios que ofrece la caña guadúa, entre ellos capacidad de captación de CO2, es liviana, su crecimiento y madurez se dan en tiempo récord, ya que solo necesita de cinco a seis años porque en este tiempo adquiere su mayor resistencia, apta para soportar cargas a compresión, flexión y tracción, por esta razón se le ha dado el nombre de “acero vegetal”.
Ante esto, deberíamos dar mayor énfasis a proyectos arquitectónicos como soluciones de vivienda social para las familias afectadas por el terremoto del 16A y que muchas de ellas aún esperan por una vivienda digna de habitar. El 18 de agosto del 2016, el Gobierno Nacional de ese entonces, a través del Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda (Miduvi) en Santo Domingo de la Tsáchilas aprobó la Norma Ecuatoriana de Construcción NEC-SE-GUADÚA, la que permitiría, a partir de la emisión del respectivo acuerdo ministerial, realizar diseños arquitectónicos y construir infraestructuras con este material de manera legal y técnica.
Es por esto que nuestros gobiernos autónomos municipales deberían aprovechar los grandes conocimientos de las facultades de Arquitectura de las universidades San Gregorio y Católica de Portoviejo y ULEAM de Manta, con las que se puedan realizar convenios para la elaboración de proyectos de vivienda y de esa manera llegar a las personas más necesitadas. Es más, la última de estas universidades nombradas diseñó un Proyecto Prototipo de Vivienda Social con Caña Guadúa, de 51 metros cuadrados, que cuenta con la debida certificación para su construcción.
De esta manera se contribuye ante las necesidades de muchas familias que requieren un techo digno y, al mismo tiempo, se volverá a dar el valor agregado que verdaderamente necesita nuestro bambú, el “acero vegetal” que la naturaleza nos regaló y que por desconocimiento y cierta desconfianza hacia él estamos dejando de utilizar.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Más opiniones: