Actualizado hace: 31 minutos
Keyla Alarcón Q
Resiliencia

Miércoles 18 Noviembre 2020 | 04:00

 La vida son instantes, la gente que estuvo ayer con nosotros hoy ya no está, tal vez está recorriendo otros mundos, dimensiones y caminos. El Zen dice que tenemos miedo a la muerte porque es un fenómeno incomprendido y que contrario a lo que se piensa, no es el fin sino el principio de una nueva vida. 

Suena alentador, pero es difícil comprobar aquello y por eso sentimos vulnerabilidad, ¿y acaso podría ser de otra manera? Mientras estamos en este proceso de iluminación y crecimiento, el miedo a lo desconocido nos acompañará.  La enfermedad de este año nos ha arrebatado familiares y amigos, y si hemos tenido mucha suerte habremos perdido solo conocidos, sin embargo, en nuestra condición humana frágil, hemos tocado fondo en la comprensión de cuán efímeros somos.  
Nadie está blindado frente a la muerte.  Por ello mientras nos acerquemos a ese destino común, compartamos lo mejor de nosotros con quienes nos rodean y hagamos el bien al prójimo, dejemos a nuestro paso buenos recuerdos, vibremos alto para sanarnos y sanar; fortalezcamos nuestra psicología para afrontar la dificultad y salir consolidados de esta dura etapa que atravesamos como humanidad.  En la medida que podamos, hagamos que la existencia de quienes nos rodean sea dichosa o como dicen los maestros yogas, seamos una fuente de energía positiva que recargue a otras almas. 
Osho dice que le tenemos miedo a la muerte porque no hemos saboreado bien la vida y que, si aprendemos a vivir con autenticidad, le daremos la bienvenida a esa otra dimensión.  La cuestión es ¿qué significa vivir de verdad? La respuesta es personal y varía de acuerdo a lo que estemos experimentando a cierta edad, en determinada etapa y condiciones de rompimiento, felicidad, logros, fracasos y otras situaciones.  Sí, cada uno tiene la medida de su calidad y bienestar.  
La naturaleza de sapiens provoca que nos interroguemos con frecuencia, si no es a diario, ¿quiénes somos? ¿a dónde vamos? ¿qué propósito tiene la vida? En la infinidad de respuestas hay principios generales que permiten coexistir: empatía, generosidad, solidaridad, resiliencia, amor, a los que debemos apelar para el equilibrio emocional cuando no podemos controlar situaciones adversas. 
Como escribí en inicio, la vida son momentos, entre tantos de éstos quién sabe si podemos coincidir con almas que nos permitan o a las que ayudemos a lograr designios de paz. El paso por la tierra es muy corto para vivir con estrechez de mente y egoísmo, la diferencia de criterios no tiene por qué dividir, antes bien ser un punto para la comunión con respeto.
 
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Más opiniones: