Actualizado hace: 9 horas 58 minutos
18 de octubre y Portoviejo
18 de octubre y Portoviejo
Por: Oswaldo Vélez Ortiz

Domingo 18 Octubre 2020 | 09:55

La capital manabita cumple doscientos años de emancipación y esto trae al recuerdo tiempos ya lejanos cuando el río Portoviejo se hacía presente en las calles cercanas al Parque Central, hoy Vicente Amador Flor, y los vecinos de esa época disfrutaban de la novedad, en esas aguas no contaminadas que traían los famosos cacaños, que eran atrapados en las catangas y mantenidos en las guardadoras, cajas de caña que se las dejaba con los camarones en el río, para ir consumiéndolos poco a poco.

La calle Sucre tenía dos vías, separadas por un parterre sembrado de palmas y bancas; las escuelas, colegios, instituciones y Ejército culminaban el desfile, las bandas de guerra con los cachiporreros rendían honores a la magna fecha y a las autoridades encabezadas por el Presidente de la República, quien correspondía a la invitación que le realizaba el Cabildo de Portoviejo. Recuerdo la presencia  de los presidentes José María Velasco Ibarra, Camilo Ponce Enríquez, Carlos Julio Arosemena, a los Miembros de la Junta Militar, Dr. Rodrigo Borja, Arq. Sixto Durán Ballén.
Terminado el desfile, concurrían a la sesión solemne del Municipio, ubicado en la esquina de las calles Chile y Córdoba, donde hoy funcionan las oficinas de  Portoaguas. Por la noche del  18 de octubre, concurrían al baile de gala en Cine Jardín El Recreo, hoy Casa de la Cultura, fiestas amenizadas con la famosa orquesta Blacio Junio. El 18 de octubre se elegía a la Reina de Manabí, en la noche anterior se había elegido a la Reina de Portoviejo.
Los presidentes visitaban Portoviejo sin importar si el alcalde era o no de su misma línea política; por ejemplo, el Dr. Velasco Ibarra con el alcalde de esa época, don Antonio Cevallos Calero, eran no afines políticamente, sin embargo el presidente Velasco concurría a las fiestas de Portoviejo. Los mandatarios también  asistían al baile en El  Recreo, disfrutaban bailando y bebiendo unas cuantas copas, sin tanto aspaviento ni blindaje como ahora. Querían a Portoviejo, por eso concurrían para dar realce a las fiestas de independencia que celebraban.
Terminado el baile en El Recreo, íbamos en la madrugada del 19 a locales de comida como La Placita, donde ahora está el Municipio, o al mercado central, donde después quedaba el edificio del Centro Comercial de Portoviejo, a disfrutar del arroz con carne, empanadas, bollos y otros platos de la deliciosa gastronomía manabita y portovejense. Nos movilizábamos a pie, sin  temor, había respeto y seguridad.
Hago esta pequeña remembranza para que los jóvenes tengan una breve idea del Portoviejo de hace 50 y más años, con la seguridad que las actuales autoridades con los recursos disponibles, mantengan la importancia que merece el 18 de Octubre.
 
Oswaldo Vélez OrtIz
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti:

Más opiniones: