Actualizado hace: 26 minutos
Prevenir antes que lamentar
Prevenir antes que lamentar
Por: Oswaldo Valarezo Cely

Jueves 24 Septiembre 2020 | 04:00

 Los fertilizantes agrícolas son valioso aporte para la producción, pero al margen de su protagonismo en la agricultura concentraron preocupación mundial luego de la explosión en el puerto de Beirut de 2.750 toneladas de nitrato de amonio. 

Este producto es un fertilizante químico nitrogenado recomendado y muy utilizado para el desarrollo de los vegetales y por descomponerse en otras sustancias favorables para los suelos agrícolas. Siete años estuvo almacenado el letal cargamento, después de incautarlo autoridades libanesas al buque que lo transportaba desde Ucrania con destino a Mozambique, donde fabricarían explosivos para las minas de carbón. El fatídico día, un incendio alcanzó las instalaciones portuarias que guardaban dicho fertilizante y provocó el estallido que destruyó parte de la ciudad, dejó cientos de víctimas mortales y miles de heridos.
El nitrógeno es un macro elemento clave para la nutrición y rendimiento de grandes superficies agroproductivas del país, para cubrir la demanda se estima importaciones anuales de aproximadamente medio millón de toneladas provenientes de Rusia, China y Estados Unidos. 
Las formulaciones disponibles son úrea al 46%, nitrato de amonio al 33% y sulfato de amonio al 21 % de nitrógeno, productos comercializados libremente en todo el territorio nacional. 
Arcsa y Agrocalidad, aunque sin pronunciarse sobre el tema, son entes oficiales encargados de exigir la aplicación de protocolos de seguridad desde que ingresan por los puertos marítimos hasta su almacenamiento en las bodegas de los distribuidores.
En Manabí, con la mayor superficie agrícola nacional, los principales vendedores de estos insumos afirman que los volúmenes disponibles se evacúan gradualmente de acuerdo al desarrollo de las plantaciones. Aseguran que sus bodegas ofrecen ambiente laboral apropiado y seguridades , con adecuada ventilación y ubicación fuera de los centros urbanos. 
En todo caso, merece brindarse especial atención al nitrato de amonio, dándole estricto seguimiento a su destino por constituir materia prima barata y fácil de conseguir para fabricar explosivos artesanales como el ANFO (Amonium Nitrate Fuel Oil), preferido por grupos terroristas que lo han empleado para perpetrar graves atentados contra instalaciones y bienes públicos o privados, y sobre vidas humana en varios países del mundo 
 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti:

Más opiniones: