Actualizado hace: 6 minutos
Música para el cuerpo y el alma
Música para el cuerpo y el alma
Por: Julio Hernández Luna

Lunes 31 Agosto 2020 | 07:00

A mi edad, conociendo lo mejor de la vida, llego a vosotros por medio de este “pan espiritual/intelectual”, El Diario, para rendir pleitesía a varios artistas manabitas que refulgen con luz propia en el firmamento musical: César “Chicho” Castro Camacho, con su rondalla magistral y su requinto; Manuel Montes, director y mentalizador de las fabulosas Nenas; Oscar Bolívar, Chávez genio multifacético; César Montes Villegas y su estudio de grabación FAMA; los extintos doctor Eduardo Brito Mieles, el licenciado César Maquilón Vera, ingeniero Alberto Cedeño Dueñas, Tito Macías padre y su hijo en Manta con los genes biológicos y artísticos del insigne maestro Filemón Macías: La Tejedora Manabita; doña Elizabeth Mera de los fantásticos Hermanos Mera y su bella hija La Toquilla, entre otros y otras insignes glorias de nuestra tierra y del mundo. 

También quiero exaltar la labor proactiva y señera del doctor Hugo Matías Ramos Sornoza, del licenciado Regner Álava y del abogado Milton Elías Macías, que como maestros de ceremonia y presenta­dores de programas televisivos y radiales se destacan con virtudes propias. 
Pido disculpas por la omisión de otros excelsos valores que existen en los bucólicos parajes de la geografía provincial. 
Todos ellos y ellas crean e interpretan canciones que hacen vibrar gratamente las íntimas fibras de quienes tuvimos y tenemos el privi­legio de escucharlos. La armonía y el ritmo de sus voces nos cautivan en cada una de sus intervenciones logrando que los cuerpos y las almas tiemblen sutilmente de felicidad esplendente. 
Las variantes en sus tonalidades metálicas impactan el espíritu aflorando candorosos y románticos recuerdos haciéndonos olvidar las penas y los temores y hoy más que nunca para que el estrés de la pandemia del COVID-19 se diluya. 
Viviré agradecido de Chicho Castro y de Manuel Montes al darme el privilegio de grabar con sus voces y arreglos el pasillo de mi autoría Dulce Idilio, junto al sutil y maravilloso pasillo A Ti, del eximio poeta coronado Vicente Amador Flor Cedeño. 
Este disco sencillo, grabado en el estudio FAMA de César Montes Villegas y con el piano de Oscar Bolívar Chávez, conjuga lo material y lo espiritual, abrazándonos con el infinito y prístino amor. 
Escuchar estos dos pasillos deleita a los oyentes con momentos de fas­cinante delirio al disfrutar la música nacional que no tiene parangón. 
Bien vale reconocer el esfuerzo de estos connotados artistas que de seguro ya han trascendido el tiempo y el espacio en forma inconmen­surable y sempiterna. 
La gloria que me han dado César, Manuel y Oscar de hacer compartir mi modesta inspiración con la del excelso “cantor de Portoviejo” no tendré como pagárselas jamás. 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: