Actualizado hace: 8 horas 50 minutos
Zona de exclusión
Zona de exclusión
Por: Rosa Dalia Cevallos

Viernes 31 Julio 2020 | 07:00

El nuevo comité de ambientalistas ecuatorianos debe buscar el apoyo internacional para lograr el ensan­chamiento de la Zona Económica de Exclusión, como vía más adecuada para terminar con la permanente zozobra que causa la cercanía de buques pesqueros a las islas Galápagos, al borde del área prohibida.

La preocupación de ecuatorianos o extranjeros es auténtica, las Islas Encantadas son un santuario de vida, un milagro de la naturaleza y por ello son un patrimonio de la humanidad.

No es tanta la legitimidad de viscerales opinadores políticos que ven la oportunidad para calificar a China como un de­predador y del que debemos tomar distancia y -mejor aún- si no se acude al gigante asiático para préstamos o proyectos de construcción.

De llevar el tema a extremos, el fin de las relaciones de importación y exportación también causaría un descalabro para ambos sectores, por eso eluden el asunto.

Los barcos que merodean las islas pertenecen a varios países, pero los ojos están sobre los chinos por la cantidad y la dimensión. El buque chino confiscado por el Estado, con las necesarias adecuaciones, actualmente sirve para vigilar nuestros límites. 

Pero la ampliación de la Zona Económica de Exclusión ha sido un tema nada fácil, tratado entre empresarios que tampoco tendrán derecho de realizar faenas pesqueras. Muchos roces hubo en el pasado entre la autoridad del Gobierno de Galápa­gos y las empresas nacionales. En manifiestos de prensa a Eliécer Cruz lo llamaban emperador. 
Dado que las Islas Encantadas son un patrimonio de la hu­manidad, corresponde a todos los países consensuar para ampliar el área de exclusión. Sencillamente, esta medida impedirá en un área mayor las faenas de pesca a los barcos de cualquier bandera.
En décadas anteriores, Ecuador detuvo no pocas embarcaciones extranjeras, incluidas norteamericanas, por no respetar la franja marítima de 200 millas que siempre defendió como suyas, tesis que compartía con varios países latinoamericanos. Pero en el año 2012 finalmente nos adheri­mos a la Convemar, Convención de las Naciones Unidas sobre Derecho del Mar, efectuada en 1982. 
Junto a la aceptación de 12 millas como territorio patrimonial del Ecuador, se creó la Zona Económica de Exclusión de 180 millas, correspondientes a los países del Pacífico; paralela­mente, Ecuador firmó el convenio de fijación de límites con Costa Rica, que tardó 35 años en concretarse. 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti:

Más opiniones: