Actualizado hace: 9 horas 31 minutos
Buscando la patria moral
Buscando la patria moral
Por: Leonardo Moreira Delgado
leomodel3@gmail.com

Jueves 30 Julio 2020 | 06:00

Partiendo de la “teoría de las generaciones” de Ortega y Gasset y ante la pandemia moral que, un sector de la política, pretenden contaminar a la so­ciedad, es pertinente referirnos para comprender los mecanismos que rigen ese encuentro o desencuentro socio político. Pues, “cada segmento generacional tiene un deber moral de transmitir y legar a sus sucesores”. De aquí que, describirlo constituye una necesidad urgente, máxime aun, cuando en el traspaso del acervo cultural, son impredecibles y se han visto trastrocados. 

Se cuestiona a los “viejos” en la política, más por su edad biológica que por otra cosa. De otro lado también a los “jóvenes”, que incursionan en política, estos últimos por­que se tiene esperanza de que no cometan los vicios de sus antecesores. Esa esperanza está quedando truncada, porque penosamente los “jóvenes”, son los que están en­vueltos en los escándalos de corrupción, que al igual que la pandemia de salubridad, es tan letal para el bienestar socio económico y moral de la sociedad. 
Todos es relativos. Hay “viejos” como Pepe Mujica, quien dio ejemplo de moral pública, desde la Presidencia de Uruguay, o Medardo Mora, que dio ejemplo de moral académica desde el ex CONESUP y el rectorado de la ULEAM. Por supuesto, que también la historia nos recuer­da a “viejas figuras hasta la sepultura”, que fueron todo lo contrario. 
Hay “jóvenes”, que tienen un comportamiento ético y, estando en el lodazal de la politiquería, aún no se han contaminados. En cambio, existen una tendencia peligro­sa de “jóvenes”, prohibidos de nombrarlos, por lo repug­nante que resultan, salpicados por acto de corrupción, desgraciando no solo sus vidas, sino de la generación que representan. 
Se acercan las elecciones presidenciales y, de acuerdo a la corriente de opinión, se está buscando una figura, que no represente la partidocracia ni el populismo. La disyuntiva esta entre “un viejo conocido”, o un “nuevo por conocer”. de allí que, un respetable sector de manabitas, ante la ca­rencia de ese “joven” que represente moral y luces, como proclamara Bolívar, ha vuelto su mirada a Medardo Mora, como una valedera opción presidencial. 
“Joven” o “viejo”, estadista y moral, debe enfrentar la ola populista que, bajo el manto demagógico, corrompió a muchos “jóvenes”, alentados por fanáticos que solo atinan reconocer supuestos favores, creados por sus mismos verdugos. 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti:

Más opiniones: