Actualizado hace: 18 minutos
Necesitamos un gobierno humano
Necesitamos un gobierno humano
Por: Milton Bowen Rivera

Martes 30 Junio 2020 | 04:00

El trabajo honesto es el motor básico impulsor de todas las economías, que nos levanta con esa pasión en el alma, y se enciende por el amor de hacer lo que uno ama, más no por una obligación motivada por el dinero, aunque este, es muy necesario para subsistir y lograr el bienestar con el trabajo que dignifica a la humanidad.

En el gobierno del mejor presidente manabita, Gral. Leonidas Plaza Gutiérrez, por Decreto  del  23  de  abril  de  1915,  consagró  el  primero de  mayo de cada año como el día de los obreros ecuatorianos. Y que, gracias al trabajo, el ser humano comienza a vivir con respeto y consideración de los demás, contribuyendo a su autoestima, satisfacción personal y realización profesional de conformidad con las leyes y las disposiciones constitucionales. 
La sociedad ecuatoriana, como la mayor parte del mundo, no se percata de lo que ocurre y de lo que nos suceda de manera propia. No es un problema para ser resuelto, es un misterio para ser vivido; un delicado equilibrio entre tomar buenas decisiones y evitar desgracias.
La llamada corrupción, una costumbre implantada por el sistema político, jurídico, económico, democrático y cristiano, que de la cual ya nadie dice nada. Nuestra democracia fácilmente es utilizada para intereses políticos y personales en cada elección. Cuando la intención del votante es elegir un buen gobierno, no hay ninguna garantía en un político que ha sido electo y reelecto, por una legislación que lo ha permitido todo. 
Muchas personas se han quitado la vida, y lo hacen, porque el suicidio es el escape a sus problemas. Cada persona tiene una manera diferente de enfrentar los problemas que provocan sentimientos de desesperación. Por lo que todos los suicidios son el resultado de decisiones impulsivas, basadas en una situación de no tener ninguna esperanza o solución.
Si se llegara a reformar la Carta Magna del Estado, los 137 legisladores deben aprobar el restablecimiento de la Cámara del Senado, que existió en la Constitución del año 1946, y que impera en otros países. Estaría integrada por un senador de cada provincia y una Cámara de Diputados, conformada por tres representantes por provincias. Un Parlamento compuesto por solo 96 miembros, 72 diputados y 24 senadores. 
Así mismo, para frenar los abusos de poder, es necesario que los candidatos a la Asamblea Nacional del 2021 sean titulados, de preferencia en Derecho y Ciencias Sociales, para crear un Estado social y democrático. ¿Será delito decir la verdad?
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti:

Más opiniones: