Actualizado hace: 2 horas 9 minutos
Walter O. Andrade Castro
La recuperación

Por segunda ocasión, ante la duda de algunos lectores, debo repetir que la vida es lo primero. He revisado mis últimos comentarios y en ellos solo he encontrado lo que hoy reafirmo.

Lunes 18 Mayo 2020 | 08:00

En ninguna frase o palabra privilegio la rehabilitación económica por la salud. Es que, obviamente, sin vida no hay manera de producir. Pero lo que sí he manifestado es que los dos fenómenos que nos agobian, la salud  y la economía,  se deben atender al mismo tiempo. Como lo he dicho,  atender  la salud económica es también vital: el desempleo es el peor consejero.    

Pero claro, se podrá decir que no hay dinero ni para guantes menos habrá para proveer de liquidez al mercado. Puesto así las cosas, en un primer momento se podrá concluir que es cierto.  Pero hay que saber que este fenómeno que se repite en casi todo el mundo, en algunos países ya  se ha comprendido en toda su amplitud y se han dedicado al problema de salud y simultáneamente va la concesión de líneas de recuperación económica. 
Todas las autoridades del Gobierno conocen el problema. Esta crisis después de todo golpea al mundo y es,  de acuerdo a todos los más estudiosos expertos,  la mayor  de todos los tiempos.  Algunos afirman que es comparable a la que ocurrió  en 1929 después de la caída de los precios de las acciones en la Bolsa de Nueva York, otros a los efectos creados al término de la Segunda Guerra Mundial y muchos a la que ocurrió en el 2008 originada por las hipotecas impagables en ciertos bancos de EE.UU.  
Aunque todas ellas  fueron globales, llevaron  a millones a la pobreza, al suicidio, a la desesperación y depresión también a millones,   yo estoy  de acuerdo con los que piensan que la de ahora es la que ha golpeado más profundo, ha llegado a casi toda la humanidad y la ha paralizado. 
El Fondo Monetario Internacional calcula que la economía del mundo entero caerá  3%. “Esta brusca caída será la mayor que experimente el mundo desde la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) y la mayor crisis de carácter económico desde la Gran Depresión que arrancó en 1929. La intensidad de la crisis será mucho mayor que en el recorte de la economía mundial que se produjo en 2009, por la crisis financiera desatada en 2008 con la quiebra Lehman Brothers”.  
Pero el mundo ha progresado y  ha caído en la  cuenta de que el problema final a resolver, como sucedió en las crisis citadas, es de liquidez.  La recuperación pasa por dotar de liquidez a la economía, no hay otra manera.  Otros países ya lo han hecho y todo lo que haga el Gobierno en ese sentido hay que aplaudir.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Más opiniones: