Actualizado hace: 23 minutos
Ecuatorianos vulnerables que regresen al país podrán ir a cuarentena en casas

Miércoles 13 Mayo 2020 | 16:35

Los ecuatorianos que pertenezcan a grupos vulnerable (niños, embarazadas, ancianos, discapacitados y enfermos crónicos) que regresen del exterior podrán hacer la cuarentena en sus respectivos domicilios, informó este miércoles el Ministerio de Relaciones Exteriores en Quito.

Asimismo, las personas que regresen que no pertenezcan a esos sectores tendrán que someterse a una cuarentena de siete días en los albergues (hoteles) adecuados para el efecto y podrán regresar a sus casas si luego de ese lapo dan negativo al test para COVID-19, añadió la Cancillería en un comunicado.
Esa es una de las resoluciones del Comité de Operaciones de Emergencia (COE), organismo encargado de hacer frente a la pandemia, que expidió nuevo protocolos para el retorno seguro de ecuatorianos que permanecen en el exterior y desean volver al país.
Los segmentos de la población con atención prioritaria que podrán cumplir la cuarentena en sus domicilios, una vez que hayan sido calificados por el consulado respectivo, son niños, mujeres embarazadas, discapacitados, pacientes con enfermedades catastrófica y mayores de 65 años, se precisa en el documento.
Quienes no formen parte de este grupo "deberán cumplir el aislamiento preventivo obligatorio en lugares de alojamiento identificados por la autoridad competente, como hoteles o similares, según se ha procedido hasta el momento", añadió la fuente.
Tras cumplir el séptimo día de confinamiento, los retornados podrán solicitar una "prueba PCR" para COVID-19 en los laboratorios acreditados por el Ministerio de Salud.
Si el resultado es negativo, se autorizará al interesado la continuación del aislamiento en su domicilio y se mantendrá un control por teléfono hasta cumplirse los catorce días de encierro reglamentarios para personas que vienen del exterior, añadió.
Además, el protocolo menciona que "las personas que cumplan aislamiento en sus domicilios, firmarán un compromiso especial de acatamiento de las disposiciones de las autoridades sanitarias al efecto, cuya transgresión generará severas penas en el marco de la ley".
Desde el pasado 16 de marzo los ecuatorianos están sometidos a un periodo de aislamiento que se mantiene y del que las autoridades pretenden levantar las restricciones de forma escalonada y paulatina, para retomar lo que se ha denominado "la nueva realidad".
No obstante, las cifras de contagio en Ecuador continúan en ascenso, con 30.486 casos positivos para COVID-19 y 2.334 fallecidos, según las últimas estadísticas oficiales. EFE
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala