Actualizado hace: 28 segundos
José X. Orellana Giler
Economía saliendo de la cuarentena

Hay tres fases en la lucha contra la pandemia del COVID-19: Aislamiento y restricciones a la movilidad, Estabilización gradual del ocio, restauración, comercio, algo de turismo local; y Recuperación. El tiempo de cada etapa depende de muchos factores y será un intercambio entre riesgo de rebrote y daño a la economía. Al final, el paradigma debe ser Salud=Economía.

Domingo 03 Mayo 2020 | 04:00

El consumo es 60% de la economía y durante el aislamiento/cuarentena las actividades económicas han caído 70%. Consumo incluye comercio, pequeños agricultores, servicios (especialmente afectados si requieren cercanía humana como restaurantes, cines, etc.), y otros. Merced a nuestros ingresos/salarios tenemos poder de compra y demandamos esos bienes y servicios.  La economía es un ecosistema como un bosque o el mar.  Recientemente, el 77% de encuestados cree que el empleo disminuirá desde abril hasta junio.
Las PYMES representan 90% de las unidades productivas, dan 60% del empleo y representan 50% de la producción (en términos de ventas van de $15.000 a $20 millones anuales).  Pequeñas empresas tienen de 1 a 9 empleados generando 280 millones en sueldos mensuales -sin décimos, aportes al IESS, etc-. Las empresas medianas tienen de 10 a 49 empleados y pagan $320 mills. en sueldos mensuales.  Consumo y empleo están directamente relacionados a la supervivencia de las PYMES y del consumidor; por lo que, es primordial dar liquidez tanto al consumidor como a las PYMES para evitar quiebras.  Una PYME puede ser solvente porque el negocio y sus activos valen más que la deuda, pero ilíquida.
¿De dónde vendrían los fondos? para la semana del 4 de mayo el Gobierno prevé recibir $700 millones del BID y cerca de $643 millones del FMI (a espera de otros $600 millones). Aunque esos dineros son poco para las necesidades, son un buen principio. Sin embargo, y quizás más difícil, se necesitan reformas urgentes a las leyes del Trabajo para flexibilizar la jornada por temas de salud, etc.); Bancarrota para tener algo parecido al capítulo XI en EE.UU. que permite mantener a las empresas en marcha mientras negocian acuerdos con acreedores; Códigos de la Superintendencia de Bancos para permitir que se presten más de dos veces el patrimonio, etc. 
Finalmente es importante mejorar la productividad nacional, quizás con una depreciación acelerada de activos, como impulsar el consumo de lo nacional. 
¡Hay que salvar al tejido productivo nacional!
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Más opiniones: