Actualizado hace: 11 horas 40 minutos
La nicotina podría tener un efecto protector ante el COVID-19, según científicos franceses

Miércoles 22 Abril 2020 | 15:08

Un grupo de científicos franceses intenta comprobar si la nicotina podría tener efectos preventivos en el coronavirus tras constatar en un estudio previo en un hospital parisino que la mayoría de los afectados por la enfermedad eran no fumadores.

El nuevo estudio, en el que se ha interesado el Ministerio de Sanidad, se llevará a cabo en el hospital de la Pitié Salpétrière de la mano de su equipo de medicina interna y del neuorobiólogo Jean-Pierre Changeux, miembro de la Academia francesa de las Ciencias, según publica este miércoles esa institución.
Su pesquisa parte de una investigación previa en ese mismo hospital, que, tras detectar en otros análisis recientes que habría una baja proporción de fumadores entre los contagiados, como entre prisioneros o pacientes de centros psiquiátricos -con mayor porcentaje de fumadores que la media-, analizó a 480 pacientes con coronavirus.
"Encontramos que solo hay un 5 % de fumadores, lo que es muy bajo. En resumen, tenemos un 80 % menos de fumadores en los pacientes con COVID que en la población general del mismo sexo y edad", indicó hoy en la emisora France Inter el internista Zahir Amoura, uno de los responsables del estudio.
Changeux, especialista en receptores nicotínicos, plantea la posibilidad de que la nicotina podría frenar el avance del virus al evitar que penetre en las células, lo que podía explicar el bajo número de fumadores entre los pacientes del coronavirus.
"Presumimos que el receptor de acetilcolina nicotínico desempeña un papel clave en la fisiopatología de la infección por COVID-19 y podría representar un objetivo para la prevención y el control de la infección", destaca el artículo publicado por la Academia de las Ciencias.
Otra hipótesis, menos privilegiada, es que la nicotina reduciría además la excesiva respuesta inmunitaria que se manifiesta en los casos más graves de la COVID-19.
Hasta ahora, tanto la hipótesis de Changeux como las conclusiones de Amoura se basan en meras observaciones, a las que se suma la inquietud por los posibles resultados de esta sustancia, altamente adictiva.
Para verificarlas, su ensayo clínico distribuirá próximamente parches de nicotina con dosis diferentes a personal sanitario de manera preventiva, a pacientes hospitalizados para ver si los síntomas disminuyen, y a pacientes en cuidados intensivos para ver si la inflamación se reduce.
El ministro francés de Sanidad, Olivier Véran, señaló este miércoles en el Senado que se trata de un estudio "interesante", pero pidió precaución.
"Cuidado, eso no quiere decir que el tabaco protege. El tabaco mata y causa más de 70.000 muertos al año. Pero significa que hay una pista interesante, junto a otras pistas de investigación clínica, que busca entender por qué en el mecanismo bioquímico la nicotina podría ser un marcador de resistencia frente a esta epidemia", dijo Véran.
Insistió en pedir a los ciudadanos que no se automediquen ni consuman nicotina y aclaró que en los estudios contra el coronavirus no cierran ninguna puerta, "ni siquiera esta, máxime cuando está dirigida por equipos de gran solvencia". EFE
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala