Actualizado hace: 22 minutos
José X. Orellana Giler
Economía saliendo de la cuarentena (I)

Es una situación difícil pensar en el día después mientras miles de familias ecuatorianas sufren la pérdida (QEPD) o enfermedad de seres queridos.

Domingo 19 Abril 2020 | 04:00

Y, por qué no sincerarnos y admitir que otros miles de familias padecen hambre en la cuarentena, este mal necesario para salvaguardar las vidas de la mayoría. Todo lo ha cambiado este virus y en Ecuador estamos desesperados a falta de liderazgo para sobrellevar esta crisis. En un país dividido, es necesario un gobierno eficiente y con visión de futuro para superar los obstáculos sin precedentes en magnitud.  El Gobierno necesita urgentemente invertir en salud y medidas para ayudar a más de 2 millones de hogares a paliar sus necesidades alimentarias, de salud, etc. y en medidas para dar liquidez a las PYMES para salvaguardar empleos. El COVID-19 es un virus que, salvo que se encuentre una vacuna o nos volvamos cuasi-inmunes, es probable que regrese como rebrotes, lo que provocaría periodos de cierre intermitentes.  Clave es que tanto los servicios de salud estatal como privado estén mejor preparados.  Singapur, por ejemplo, ya ha tenido dos rebrotes que han forzado a que vuelvan a confinarse en casa.

Un tema importante es la fase de la apertura gradual de la actividad empresarial y vida en la calle.  Se debe aprender de mejores prácticas como Corea del Sur y Alemania, donde se utilizan pasaportes digitales y certificados de inmunidad usando Apps de móviles que te permitan salir a trabajar porque ya pasaste la enfermedad, etc. Esto implica que se hagan exámenes masivos para determinar la población todavía expuesta. Además, habrá que implementar medidas de bioseguridad (todos con mascarillas, distancia entre personas, escaneo de temperatura, etc.) y esto afectará negocios 
como restaurantes, cines, centros comerciales, transporte público etc.  Dependiendo del tamaño de la empresa, esto puede implicar tener un departamento que asegure y muestre que se cumplen los requisitos. Al mismo tiempo, hay que realizar correcciones inmediatas.  La Organización Mundial de la Salud (OMS) sugiere 23 doctores por cada 10 mil habitantes, en Ecuador hay 18. Un médico general, con 8 años de educación superior, en el sector público gana $1.500 versus un auxiliar de enfermería (sin desmerecerlos porque también han sido héroes en esta guerra) que gana $600-800 con un año de universidad.  Manabí necesita 60 ambulancias, pero tiene alrededor de 20. En Ecuador había, hasta febrero, 1.200 respiradores artificiales versus Brasil que tenía 60.000. Si ajustamos por la población, esto equivale para Ecuador en 4.878.  Cada respirador necesita cama, instalación de energía, y principalmente un técnico especialista para que lo opere.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Más opiniones: