Actualizado hace: 3 horas 49 minutos
José Luis Cordeiro
El sida al COVID-19

El COVID-19, como cualquier pandemia, es una gran tragedia general para la humanidad y una grandísima tragedia individual para las personas que la sufren directamente. Pero más allá de todo el dolor, el tiempo y el costo, también es una oportunidad para replantear prioridades y prepararnos para el futuro.

Domingo 05 Abril 2020 | 04:00

El mundo entero está reaccionando a una velocidad nunca vista antes, aunque unos países más preparados que otros, con ciencia y tecnología jamás imaginada un siglo atrás. Como referencia histórica, recordemos que cuando apareció el VIH y el sida, tomó más de dos años para secuenciar el virus y durante otros años no hubo ningún tratamiento. Incluso se hablaba de que el sida era la enfermedad perfecta pues destruía el propio sistema inmunológico y constituía una sentencia de muerte, sin escapatoria posible. Después de años se desarrollaron los primeros fármacos para controlar el VIH, y cada tratamiento costaba millones de dólares. Ahora el VIH se trata como una enfermedad crónica con antivirales que cuestan cientos de dólares en los países más ricos, y solo decenas de dólares en los países más pobres como India; pero además es muy probable que en esta década se descubra finalmente una vacuna para curar y eliminar completamente el VIH.

Para comparar los grandes avances de los últimos años, el coronavirus de la epidemia de SARS en 2003 fue secuenciado en apenas dos meses, y el nuevo coronavirus de 2019 ha sido secuenciado en tan solo dos semanas. Gracias a los avances exponenciales, y a la cooperación internacional, es muy probable que pronto tengamos antivirales y vacunas para el COVID-19. No importa quién lo descubra ni dónde, este logro será un gran avance para la humanidad entera, y todos los países tendrán acceso a estos tratamientos casi inmediatamente después de ser descubiertos gracias a la globalización y cooperación internacional. Los más ricos probablemente inviertan mucho más, pero los beneficios serán para todos, hasta para los más pobres que no puedan contribuir.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Más opiniones: