Actualizado hace: 8 minutos
El mercado ecuatoriano pierde 200 millones de dólares diarios por COVID-19

Viernes 03 Abril 2020 | 17:23

El mercado ecuatoriano pierde internamente unos 200 millones de dólares al día por la paralización masiva del sector productivo y requiere una fuerte inyección de liquidez para conservar su estructura laboral anterior a la crisis del COVID-19.

Así lo afirmó el presidente de la Cámara de Comercio de Quito, Patricio Alarcón, al advertir que este parón de "alrededor del 70 por ciento" del sector productivo solo se resuelve inyectando dinero de un "fondo de salvataje".
"El país vende alrededor de 150.000 millones al año, y en este momento hacemos un cálculo de que está perdiendo unos 200 millones de dólares diarios", valoró en una entrevista con Efe.
NO HAY FLUJO DE CAJA
El directivo advirtió que este fenómeno impide que se genere el "flujo de caja" necesario para mantener la actividad económica y laboral, y puso de ejemplo el sector florícola nacional, uno de sus productos de exportación.
"Se paralizaron las compras en un 90%, si no más, y ya han tenido que tomar decisiones en cuanto a su estructura laboral", afirmó.
Ecuador, que registró su primer caso de contagio el pasado 29 de febrero, declaró la estado de excepción a escala nacional el 16 de marzo, cuando se paralizaron todas las actividades comerciales menos las que el Estado considera vitales en estos momentos.
En algunos lugares, como en Quito, hasta se suspendió el uso del espacio público.
Ante el crecimiento de los contagios, el Gobierno ecuatoriano extendió la suspensión de la jornada laboral presencial hasta el 12 de abril, privilegiando el teletrabajo.
Pero en un país donde el 60% de la población activa está en marcos informales de trabajo, es decir, que no tiene un salario mensual, la pérdida mayor de empleo puede convertirse en una tragedia.
"Ya estábamos con alrededor del 60% de la población activa que no cuenta con trabajo formal, cualquier desempleado que vaya al mercado informal es gravísimo para este país", indicó Alarcón, quien no se atrevió a dar cifras del posible impacto de la crisis en el mercado laboral por la volatilidad de la situación.
En cualquier caso, aseguró que Ecuador debe seguir el ejemplo de otros países y comenzar a inyectar dinero en un fondo de salvataje, que no supo cuantificar por la incertidumbre pero que podría llegar a ascender a "miles de millones".
ECUADOR YA ESTABA EN CRISIS
En una severa crisis antes de que se iniciara la pandemia, Ecuador acudió en 2019 a los organismos multilaterales para pedir 10.200 millones de dólares.
Ahora, debe volver a acudir para hacer frente a los gastos de la pandemia y sus consecuencias, porque de otra manera no soportará su peso.
En los últimos días, Ecuador ha conseguido créditos por 70 millones de dólares del Banco Mundial y del Banco de Desarrollo de América Latina-CAF para la crisis sanitaria, pero los empresarios demandan también liquidez para el mercado.
"Los países con recursos ya lo están haciendo", afirmó Alarcón al mencionar entre las medidas la necesidad de diferir aportes a la Seguridad Social y a la Hacienda pública.
"Más allá de que es una crisis mundial, y de que haya que precautelar primero la salud, no veo una reacción adecuada del Gobierno para evitar que cierren muchos negocios y muchas personas caigan en el desempleo", adujo.
E indicó que el dinero ha de venir de los fondos internacionales porque ahora, ante la crisis, sí estarán dispuestos a abrir el grifo a Ecuador, pese a que hace solo un mes el FMI le aplazó una remesa del crédito aprobado por no cumplir con el plan de trabajo.
"Hay que inyectar dinero a la banca privada y a cooperativas, para que a su vez generen créditos al sector productivo para mantener la mano de obra, mantener la estructura laboral y ciertos activos", concluyó. EFE
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala