Actualizado hace: 3 horas 4 minutos
El mayor fabricante de guantes médicos garantiza producción pese a COVID-19

Viernes 27 Marzo 2020 | 10:24

El grupo malasio Top Glove, el mayor fabricante mundial de guantes médicos, garantizó este viernes el suministro a sus clientes en todo el mundo a pesar de las restricciones impuestas por la COVID-19.

"Nuestras plantas están produciendo al 100 %, 24 horas (con dos turnos). Estamos trabajando con las medidas de seguridad necesarias y a pleno rendimiento para producir la mayor cantidad posible de guantes", indicó el presidente ejecutivo del grupo, Lim Wee Chai, en un correo enviado a Efe.

Así, Lim garantizó que las fábricas del grupo están en disposición de producir unos 73.400 millones de guantes este año y de aumentar su capacidad a 91.100 millones de unidades para el 2021, gracias en parte a su alto nivel de automatización.

"El grupo ha recibido numerosos pedidos de Europa, Estados Unidos y otros países también, tras la rápida propagación de la COVID-19 en el mundo, lo que ha hecho que se doblen nuestros pedidos de ventas", dijo el presidente ejecutivo, quien precisó que exporta a España y Latinoamérica.

Malasia es el mayor productor de guantes médicos y este año tiene previsto suministrar 225.000 millones de guantes a unos 190 países, cerca del 65 % de la demanda mundial total.

Sin embargo, la Asociación de Fabricantes de Guantes de Caucho de Malasia (MARGMA, sigla en inglés) ha avisado de que el sector puede tener dificultades para satisfacer la demanda global debido a las restricciones por el nuevo coronavirus.

Sin embargo, el grupo Top Glove ha pedido al Gobierno que le permita operar con su plantilla al completo.

El sector está exento de las limitaciones a las actividades industriales en el país, pero con la condición de emplear solo la mitad de su plantilla.

Algunos fabricantes malasios de guantes médicos han sido acusados en el pasado de abusos laborales y las autoridades de Estados Unidos prohibieron en septiembre de 2019 las importaciones de la empresa malasia WRP Asia Pacific por someter supuestamente a sus trabajadores a trabajos forzados.

Sin embargo, Estados Unidos levantó el veto el pasado lunes, en medio del desabastecimiento de material médico, al alegar que los estándares de la compañía cumplen ahora con la legislación internacional.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) lleva advirtiendo desde principios de febrero del desabastecimiento de equipos y material de protección para médicos y enfermeros y ha pedido que se aumente la producción un 40 por ciento para satisfacer el aumento de la demanda.

La OMS aseveró que la carencia de mascarillas o guantes debido al "aumento de la demanda, las compras compulsivas, acaparamiento y mal uso" ponen en peligro las vidas del personal sanitario que contra en primera línea contra la COVID-19. EFE

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala