Actualizado hace: 4 horas 59 minutos
Plan Trump
Plan Trump
Por: Roberto Baquerizo Carbo
rbaquerizoc@yahoo.com

Martes 24 Marzo 2020 | 04:00

En medio de la pandemia del coronavirus, las medidas de aislamiento favorecen la salud pero afectan a la economía.

Las consecuencias son impredecibles. Podemos imaginar quiebra de empresas, gente en las calles buscando alimentos, riesgo a la estabilidad del sistema financiero y gobierno incapaz de ayudar por falta de recursos. Si no lo enfrentamos con eficiencia y realismo nos hundiremos. Otro periodo de cuarentena conllevará el cierre de muchas empresas -hasta el SRI perdería su propósito- y despidos masivos de empleados, no hay dinero para pagar salarios.
No somos los únicos. El mundo entero está afectado, proyecciones mundiales vislumbran un negro futuro. Visto el problema, ¿cómo enfrentarlo?  Una idea es la cesación de pagos por la deuda pública externa pero queda cómo arreglar la problemática de las empresas, trabajadores y hambruna. De esas cosas que ocurren producto de la casualidad o causalidad.
Han llegado a mis manos una ideas escritas por el portovejense Fernando Navia, las que resumo. Él asegura que “la caída de la actividad económica provocará el deterioro de la cartera del sistema financiero y que la crisis fiscal no permitiría al Gobierno atender sus demandas. De no tomarse acciones, la economía no volverá a ser la misma y (...) hay que generar un modelo de cooperación internacional con transferencia de recursos con fines humanitarios y productivos y con ello al modelo de dolarización. Que el plan a concebir sea para constituir un modelo de cooperación supranacional del alcance de lo que fue el Plan Marshall para la Europa de post guerra, con una moratoria gradual a la cartera vigente del sistema financiero, que la alimentación básica sea subsidiada en función de los niveles de movilidad y aislamiento imperantes, que se aliente la cooperación público – privada para la inversión productiva. Que  la banca aumente los plazos hasta 20 años y las tasas a un máximo de 5% con amplios periodos de gracia sin subsidio gubernamental para lo cual se emitirá bonos soberanos que debieran ser adquiridos por EE.UU. a 30 años plazo, 10 de gracia y a tasa de los bonos del tesoro americano. El subsidio a la asistencia humanitaria, directo y de doce meses, será a la demanda de alimentación a canjear por los beneficiarios en establecimientos comerciales. Hay que priorizar las inversiones generadoras de empleo, que garantice la provisión de servicios básicos y de salud. 
Ecuador al no poder emitir, deberá contar con el apoyo del Estado emisor de su moneda de curso legal. A EE.UU. debería interesarle la idea, pues es una vía directa de reenlazarse con el hemisferio; la embajadora Baki es nuestra gran facilitadora - oficina oval y legislatura estadounidense - con las mayores probabilidades de éxito”. 
He aquí una importante idea, presidente Lenin Moreno. Amplíela con el proponente y, de encontrarla válida, sondéela por intermedio de nuestra eficiente embajadora.
 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti:

Más opiniones: