Actualizado hace: 2 horas 7 minutos
Julian Assange enfrentaría la extradición a Estados Unidos

La Policía británica detuvo ayer a Julian Assange fuera de la embajada de Ecuador en Londres, donde se encontraba asilado.

Viernes 12 Abril 2019 | 04:00

“Ventajosamente nos hemos librado de una piedra en el zapato”, señaló el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, en un acto público horas después de haber anunciado el retiro del asilo a Assange, fundador del portal web WikiLeaks.

“Su conducta ha sido irrespetuosa, inclusive, ese señor, con sus heces fecales manchaba las paredes de la embajada”, denunció Moreno.
De su lado, el ministro de Relaciones Exteriores, José Valencia, compareció por más de dos horas ante la Asamblea Nacional, en donde explicó el caso Assange y las razones por las cuales se retiró el asilo al australiano. 
Horas más tarde, el Gobierno le suspendió la ciudadanía ecuatoriana al hacker.
Luego de su detención, Assange fue llevado a la Corte de Magistrados de Westminster, donde un juez lo declaró culpable por no haberse presentado ante la justicia hace siete años, cuando debía responder por unos delitos sexuales supuestamente cometidos en Suecia. 
Otro magistrado determinará en las próximas semanas la sentencia definitiva que deberá cumplir en el Reino Unido.
Assange comparecerá de nuevo el 2 de mayo ante la Corte de Westminster, esta vez por videoconferencia desde la prisión, para iniciar el proceso sobre su extradición a Estados Unidos.
MOTIVO. Entre las razones que esgrimió Valencia para la expulsión figuran la interferencia del fundador de WikiLeaks en asuntos de otros Estados pese a la insistencia de Ecuador de que no lo hiciera.
Además, un mal comportamiento y falta de respeto hacia Ecuador y personal de la embajada en Londres, donde recibió asilo en el 2012.
Valencia señaló como otra de las razones el deterioro de la salud de Assange en los casi siete años que permaneció en un reducido espacio de la embajada.
Agregó que en el momento que Ecuador dio por terminado el asilo diplomático, no se conocía de la demanda de extradición en contra de Assange y consideró que la Justicia inglesa les ofreció garantías de que no iba a ser extraditado a ningún país que tenga pena de muerte.
“El Sr. Assange fue convocado por el embajador a su oficina, le leyó el comunicado en que el presidente de la República dejaba sin efecto el asilo (...) A continuación el embajador le invitó a salir de la embajada, ya no era asilado, no tenía por qué estar ahí. El Sr. Assange no quiso obedecer y tuvo que ser escoltado fuera de la embajada por la Policía Diplomática y afuera fue detenido por la Policía de Londres”, explicó.
Según el canciller, Ecuador gastó desde junio del 2012 hasta septiembre del 2018, más de 5,8 millones de dólares en la seguridad en la embajada en Londres y otros 400.000 dólares en rubros médicos, alimentación, lavado de ropa y consultorías de asesoría jurídica.
EXTRADICIÓN. EE.UU. reclama la extradición de Assange por los miles de documentos secretos de ese país que expuso en su portal WikiLeaks y lo acusa de cargos que pueden acarrear hasta 5 años de cárcel, mientras que la Justicia británica pide hasta 12 meses de prisión para el australiano por violar las condiciones de su libertad condicional en el Reino Unido.
Por su parte, el presidente de EE.UU., Donald Trump, se distanció ayer del problema con WikiLeaks después de que su fundador, Julian Assange, fuera detenido.
“No sé nada sobre WikiLeaks. No es asunto mío, es de la Fiscalía”, dijo el mandatario a los medios de comunicación.
Anteriormente, el mandatario estadounidense había proclamado en varias ocasiones su “amor” por esa plataforma (WikiLeaks), cuyo principal objetivo es sacar a la luz documentos clasificados.
REACCIONES. En redes sociales y medios de comunicación formales no se hicieron esperar comentarios por la decisión.
El expresidente Rafael Correa lamentó que las autoridades del país hayan entregado a “un ciudadano ecuatoriano”, aunque el Gobierno actual aclaró que se suspendió la nacionalidad que se concedió a Assange a finales del 2017 por considerar que se produjeron irregularidades en el trámite.
El relator de la ONU sobre el derecho a la privacidad, Joe Cannataci, quien la semana pasada solicitó reunirse con Assange en la embajada de Ecuador en Reino Unido, señaló que su detención no cambia sus planes de intentar encontrarse con él.
ASAMBLEA. Por su parte, la Asamblea Nacional respaldó la medida, luego de aprobar un texto de resolución de la legisladora Ana Belén Marín.
El pronunciamiento tuvo 82 votos a favor, 31 en contra y 3 abstenciones.
Además, se solicita al Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana “que remita a la Asamblea la información documental del proceso de suspensión de los efectos jurídicos de la naturalización de Assange”.
Asimismo, pidió a la Cancillería el “seguimiento a los compromisos asumidos por el Gobierno de Reino Unido” para garantizar la “no extradición y salvaguardar la integridad y la vida de Julián Assange”. Por último pidió que la Fiscalía investigue.
La ministra del Interior, María Paula Romo, acusó a WikiLeaks de formar parte de una supuesta trama para desestabilizar al Gobierno de Ecuador, en cooperación con dos “hackers” rusos y posiblemente también con apoyo del Gobierno venezolano.
Romo habló de “uno de los miembros clave de WikiLeaks y persona cercana a Assange” que reside en Ecuador, aunque no reveló su identidad.
Anoche, Romo aseguró que una persona ligada a WikiLeaks fue detenida en Ecuador con fines de investigación.
Según la ministra, el detenido se aprestaba a viajar a Japón.
Las autoridades anunciaron que investigarán la naturalización de Assange. 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala