Actualizado hace: 13 minutos
Un año

En la calle 106 y avenida 105 hay un rebose de aguas negras.

Viernes 12 Abril 2019 | 11:00

Jesenia Paredes tiene un año soportando malos olores en su barrio.

Ella habita en la calle 106 y avenida 105, en Tarqui. En este lugar existe una alcantarilla que desde el año pasado emana aguas negras.
Jessenia manifestó que ya han sido muchas las llamadas que han hecho a la EPAM para que solucione la contaminación, pero todo sigue igual.
Reconoció que en ocasiones han llegado los carros sifoneros y han hecho la respectiva limpieza, pero al problema regresa a los pocos días. 
Se tiene que hacer un trabajo más profundo para que se dé una solución definitiva, señaló. 
 
Las enfermedades. Por la contaminación, ya los niños se están enfermando, además que ellos no pueden tener una vida tranquila porque cuando los días son muy soleados el mal olor se incrementa, indicó. 
Cuando ocurre eso, las casas pasan cerradas para tratar de evitar esos olores. Nancy Reinel dijo que a algunos niños del sector les están saliendo granos en la piel, y ella cree que se debe a la contaminación por las aguas negras.
 
Los Árboles han crecido. En el sector existen árboles que han crecido y que necesitan que sus ramas sean podadas para evitar que rocen con los cables eléctricos y ocurra un apagón.
Verónica Paredes manifestó que esos trabajos los han pedido al Departamento de Parques y Jardines del municipio.
A ella le molesta, porque este sector en ocasiones es utilizado como guarida por los delincuentes y personas de otros sectores que llegan a drogarse.
Además que en las noches ya se han presentado asaltos, por eso también pide que se realicen más controles policiales. 
Nancy aclaró que no quieren que se corten los árboles en su totalidad, lo que simplemente piden es que se los pode.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala