Actualizado hace: 2 horas 19 minutos
La crisis golpea fuerte a los niños de Venezuela

El Gobierno de Corea del Sur anunció que destinará 3 millones de dólares en ayuda humanitaria para Venezuela.

Lunes 08 Abril 2019 | 13:00

Seúl ofrecerá un millón de dólares para suministros médicos y alimentos para Venezuela, y el resto en ayuda para los refugiados y agencias humanitarias en Colombia, Perú y Ecuador, que acogen al creciente número de venezolanos que huyen de la crisis, informó el Ministerio de Exteriores.

Venezuela sufre una crisis económica, social y humanitaria a la que el Banco Mundial (BM) calificó como “la peor crisis en la historia moderna” de Latinoamérica, por la disputa de legitimidad entre Nicolás Maduro y Juan Guaidó como presidente del país.
La crisis ha motivado que unos 3,4 millones de venezolanos, más del 10% de la población, hayan abandonado el país en los dos últimos años, según cálculos de la Organización de los Estados Americanos (OEA).
 
Informe. De acuerdo a un informe del organismo publicado en marzo, la de Venezuela es por volumen de emigrantes y refugiados la tercera peor crisis migratoria del mundo tras las desencadenadas por los conflictos armados en Siria y Afganistán.
Venezuela alberga las mayores reservas de crudo conocidas y se ha visto afectado por la caída del precio del petróleo, que unida a las políticas “altamente distorsionadoras” del Gobierno, un ajuste fiscal desordenado y una mala gestión económica, han causado un rápido deterioro de sus condiciones socioeconómicas, según el BM. 
 
Ayuda. Por otra parte, la Unicef calcula que 1,1 millones de niños necesitarán protección y acceso a servicios básicos en el 2019 en América Latina y el Caribe debido a la crisis migratoria en Venezuela, tanto los desarraigados del país, los que regresan y los que están en comunidades de acogida y de tránsito.
Según datos del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, en la actualidad alrededor de 500.000 niños necesitan asistencia, por lo que hacen un llamado a los Gobiernos de la región para que defiendan los derechos de ellos, incluidos migrantes y refugiados. 
Según sus cálculos, 4,9 millones de personas de toda la región (incluido Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana, Panamá, Perú y Trinidad y Tobago) requerirán de ayuda especial este año a causa de las condiciones políticas y económicas en Venezuela, que están provocando una oleada migratoria. Esto provoca que los países de tránsito y acogida estén sufriendo una sobrecarga que dificulta la prestación de servicios esenciales como protección, atención sanitaria y educación.
De acuerdo a Unicef, los niños desarraigados y sus familias afrontan dificultades añadidas a la hora de regularizar su estatus migratorio, algo que puede afectar a su acceso a protección social, atención sanitaria, desarrollo infantil temprano y educación.
Unicef se encuentra en trabajos con los Gobiernos de países de tránsito para asegurar su adhesión a los estándares internacionales en los procesos oficiales de migración: proteger a los niños. 
 
Problemas. En las últimas semanas Venezuela ha tenido problemas con la dotación de agua potable y la electricidad.
Sobre este último servicio básico, el gobernante Nicolás Maduro dijo que el sistema eléctrico de su país también fue “atacado” desde Chile y Colombia, con el apoyo del Gobierno de Estados Unidos, al que acusa de haber provocado los apagones ocurridos en marzo.
“Hemos descubierto nuevas fuentes de ataque, desde Chile, Colombia (han) efectuado ataques cibernéticos”, dijo Maduro a los medios.
Este problema ha generado  inconvenientes en los hospitales del país.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala