Actualizado hace: 8 horas 34 minutos
Trump y su idiotez como campaña
Trump y su idiotez como campaña
Por: Solón Pinoargote Sánchez

Jueves 04 Abril 2019 | 22:03

Qué es la idiotez en el ser humano. Es lo primero que debemos entender; el idiota siempre se manifiesta como un ser abruptamente confundido de cara a la realidad, que se caracteriza fundamentalmente por la falta congénita completa de la razón, y de sus facultades intelectuales que lo lleva a cometer actos impúdicos e impropios que rayan principios personales, de grupo, y fundamentalmente de Estado.
El señor Donald Trump, presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, convertido desde siempre en el mayor necio y falto de inteligencia del planeta, carga consigo, entre ceja y ceja, la idea de conflicto armado invadiendo la Venezuela de Bolívar, de Sucre y de otros tantos que lucharon a brazo partido para dejarnos el mayor legado de soberanía libertaria, pretendiendo para ello aupar países obsecuentes para dar por hecho la invasión bajo el pretexto estar mal gobernado por el presidente Nicolás Maduro. 
La insensatez de un hombre que en su vida solo supo de negocios y negociados, de la rotunda falta de conocimientos de los asuntos de Estado, y de la soberbia falta de conocimiento y preparación en el orden universal de los asuntos del mundo contemporáneo, que no causa admiración alguna, ni es nueva para los sectores comerciales y políticos del mundo, notoria desde la época misma de su campaña presidencial, cuando de una manera sorprendente y retrógrada le dijo al mundo que construiría un muro lo suficientemente seguro para que mexicanos no entren a su país, es quien tiene en jaque a todo el planeta con su tan cacareado proyecto invasor al país llanero.
Los epítetos vengan de donde vengan, ni cosquilla le hacen. Pues, en una de sus últimas reuniones con uno de sus aliados, con Bolsonaro de Brasil, desatendiendo la negativa de éste, insistió en la preparación de una invasión militar a Venezuela, ofreciéndole como ayuda llevar a Brasil al OCDE, el club de la economía más fuerte del mundo, y con ello que las empresas brasileras puedan participar en licitaciones que el Pentágono realiza; e igualmente apadrinar un posible ingreso a la OTAN. 
Pese a todo ello, el sudamericano se mostró renuente y terminó no aceptando, al menos en esa reunión, aduciendo el respeto a la familia tradicional, y que temen a Dios en contra de la ideología de género y de lo políticamente correcto. 
Sabemos que este desquiciado hará todo cuanto le sea posible para consumar su plan invasor, sin importarle cuán peligrosa pueda ser la respuesta de los aliados, al igual que sus propios actos de corrupción en el caso de la trama rusa.
 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti:

Más opiniones: