Actualizado hace: 2 horas 14 minutos
Copa Libertadores
Emelec sigue sin conocer el triunfo en la Copa Libertadores; cayó 0-1 ante Cruzeiro

Emelec sumó este miércoles un nuevo partido por Copa Libertadores sin conocer el triunfo. Hoy cayó por la mínima diferencia ante el Cruzeiro de Brasil.

Miércoles 03 Abril 2019 | 20:58

Cruzeiro ganó por 0-1 a Emelec y llegó este miércoles a su tercera victoria consecutiva en el grupo B de la Copa Libertadores, en el que de paso desconectó al Emelec que se quedó en esta tercera fecha en tinieblas y en una incómoda situación con dos puntos.
Rodriguinho anotó el gol, en el minuto 32, para la campaña perfecta que tiene al líder Cruzeiro al borde de la clasificación a octavos de final y a Emelec en el tercer lugar con una derrota y dos empates.
El esfuerzo de los ecuatorianos resultó enorme por alcanzar al menos el empate, mientras que Cruzeiro hizo lo preciso, evitó desgastarse, atacó poco, pero se llevó la victoria en Guayaquil.
Emelec ensayó varios remates sobre el arco de Fabio pero sin peligro, unos terminaron en manos del cancerbero y otros salieron por los costados.
Rodriguinho encendió el apagado partido a favor de su club con una gran definición a los 32 minutos en la que sacó ventaja de una habilitación con golpe de cabeza de Fred, tras un tiro libre desde el costado derecho.
Cruzeiro aprovechó la ventaja y comenzó a tocar la pelota para evitar el peligro y en las ocasiones en la que los locales se libraron de la marcación terminaron enredándose y perdiendo el control del balón.
Mientras Cruzeiro ratificó el buen momento en la Libertadores, Emelec también mostró las carencias futbolísticas que lo han caracterizado desde la final del torneo local de diciembre pasado.
Emelec salió en el segundo tiempo al todo o nada, aunque la virtud del Cruzeiro fue defenderse con orden y ganar todos los intentos en el juego aéreo propuesto por el cuadro ecuatoriano.
Las ganas por alcanzar al menos el empate, llevó a Emelec a esforzarse con mucho ímpetu, mientras que Cruzeiro con menos esfuerzo trabajó mejor.
Robinho tuvo un mano a mano que lo perdió ante el portero argentino naturalizado ecuatoriano Esteban Dreer, en una de las pocas ocasiones en las que el equipo brasileño se decidió a entrar en el área contraria.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala