Actualizado hace: 1 hora 43 minutos
Se roban tres tapas de alcantarillas a la semana

Una tapa de alcantarilla de hierro cuesta entre 200 y 350 dólares y la roban para venderla en 10 o 20 dólares.

Lunes 01 Abril 2019 | 11:00

La diferencia es enorme y muestra el perjuicio que los ladrones causan a la ciudad y el riesgo para los peatones, que pueden caer en los huecos de las alcantarillas.

Según el gerente de la empresa Portoaguas, Leonel Muñoz, se roban entre dos y tres tapas a la semana, para venderlas para reciclaje. Es más, han intentado robarse las tapas no reciclables que en los últimos años se colocan en calzadas y aceras y, cuando se dan cuenta de que no las pueden vender, las dejan dañadas, indicó.
El funcionario dijo que la tapa reciclable peatonal cuesta 102 dólares y la vehicular $ 220, y que desde el 2016 han colocado unas 2.000 en la ciudad.
Pero aún falta colocar unas mil en la zona urbana, cifra que va aumentando porque algunas cumplen su vida útil, otras son destruidas por maquinaria cuando ingresan a trabajar en  predios o porque utilizan las aceras como estacionamiento, añadió.
PERJUICIO. Lo  cierto es que en la ciudad la falta de tapas es un problema. Luis Orlando Párraga dijo que se corre el riesgo de que alguien caiga dentro, además de que son utilizadas como basurero y los desechos obstruyen el paso del agua, causando desbordamiento de aguas negras.
Carlos Chávez indicó que debe denunciarse para que los responsables sean sancionados, porque si alguien cae en uno de estos huecos y se causa daño es la ciudad la que pierde.
En la calle Cinco de Junio  varios vecinos mostraron los huecos por el daño en tapas de alcantarilla de hormigón, que pidieron sean cambiadas.
DELITO. El gerente de Portoaguas dijo que pese al seguimiento que se hace con las cámaras de seguridad, el delito sigue, especialmente en las madrugadas. Puso como ejemplo el caso de una persona que fue arrestada luego de que se la encontró sustrayendo  una tapa, estuvo 15 días presa, se acordó que pidiera disculpas públicas pero no cumplió. “No se le exigió pago por perjuicios causados porque no se dio el delito como tal”, añadió.
Indicó que Portoaguas presentará un proyecto de ordenanza para que se regule la actividad de los chamberos, pues hay algunos que se sustraen las tapas para venderlas.
También señaló que esperan agilidad en la Fiscalía, donde han presentado denuncias y hay tres procesos en investigación previa, uno de ellos por delito flagrante.
CONTRATOS. Muñoz mencionó que socializaron en una recicladora para dar a conocer el perjuicio que se causa a la ciudad.
Añadió que desde el 2016 han firmado dos contratos, por un monto total de 180.000 dólares, para elaboración de tapas no reciclables. Prevén colocar 700 este año.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala