Actualizado hace: 57 minutos
El nuevo reto de Casanova: Enfocarse en las prioridades

Endosar su simpatía a los concejales de su lista fue una de las cosas que le faltó hacer en campaña a Agustín Casanova, según expertos.

Lunes 01 Abril 2019 | 14:00

Héctor Farfán, politólogo que ayer calificó la campaña a la alcaldía de Agustín Casanova como “casi perfecta”, indicó que la suerte de “barrer” en los votos no la tuvo su lista de concejales. Indicó que a ellos no los promocionó mucho.  “Por eso está empatado con la 5”, dijo.

Tito Gorozabel, analista de datos, se refirió a la poca acogida de sus candidatos a concejales. “Los portovejenses lo respaldan a él como administrador. Pero no a la tendencia política e ideológica que tiene, porque todos sabemos la alianza con el Partido Social Cristiano”, mencionó.
Recalcó que hizo una investigación previa a las elecciones, en la que Casanova tenía una intención de voto del 63 %. Esta cifra bajó tras la alianza. 
Marcos Dávila, expresidente del Tribunal Electoral de Manabí, manifestó que en la campaña de Camino la lista del alcalde se posicionó con un único líder, que era Casanova. “No se empoderó de su grupo de concejales, no necesitaba que ellos fortalecieran su trabajo electoral”, dijo. 
Farfán recalcó que el mensaje de Casanova no llegó de mejor manera en las dos parroquias donde menos votos tuvo, Colón y Picoazá. 
En Colón obtuvo 2.875 votos, frente a los 2.770 de José Miguel Mendoza.
En Picoazá, en cambio, logró 3.485 votos, frente a los 2.970 de Bruno Poggi. “Allí hay tendencia roldosista”, comentó.
En la primera elección el padrón fue de 222.877 y ahora de 245.665 electores, es decir, el 10 % más. Hoy, Agustín Casanova logra 70.132 votos aproximadamente y antes 65.051, eso significa un 8 % más. Si se compara frente al aumento del electorado, hubo una leve disminución de simpatizantes en un 2%. 
Retos. Dávila explicó que Casanova ganó con un 43 % de votos, un 12 % de nulos, “lo que quiere decir que él parte con un 55 % de aceptación, y tiene que potenciarlo”. 
Aconsejó dar más apertura a los profesionales locales, escuchar las ideas de los comerciantes y difundir los proyectos antes de ejecutarlos. “Debería analizar los tributos en el cobro a los ciudadanos”, dijo. 
Farfán consideró que en esta administración es necesario que el alcalde se preocupe más por defender las obras que se construyen, por ejemplo, el Hospital de Especialidades. 
Además, comentó que debe cristalizar las obras de la terminal y los centros comerciales para autónomos.
Gorozabel recalcó que, tras el terremoto, era necesario recuperar la autoestima del portovejense, pero ahora hay que preocuparse de los servicios básicos, vías, agua, salud. “Él tiene que profundizar en una alcaldía que provoque las condiciones necesarias para que este cantón gestione su desarrollo. Diversificación de la economía, con políticas municipales que promuevan la inversión. Lo cosmético estuvo muy bonito en su tiempo, ya ahora toca profundizar sobre estos temas”, concluyó.
Portoviejo tendrá por primera vez continuidad en su plan de gobierno y podrá desarrollarse, tal como lo hicieron Manta, Machala y Ambato. 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala