Actualizado hace: 1 hora 42 minutos
Sufragio, democracia y realidades
Sufragio, democracia y realidades
Por: Enrique Delgado Coppiano

Sábado 30 Marzo 2019 | 04:00

Cumplida la jornada legal a la que convocó el Consejo Nacional Electoral, máxima autoridad de la materia, los resultados tienen matices muy variables: en una parte triunfaron los que se preveía que ganaran, pero en otros lares se han dado sorpresas que denotan el surgir de nuevas posiciones del hacer político, lo que demuestra que nóveles dirigentes se han conectado con los anhelos de variadas y amplias aspiraciones de mejores días en vastas regiones que hasta hoy se considera no eran tomadas en cuenta, pese a su crecimiento demográfico, comercial y productivo. Este es un loable suceso.

Al mismo tiempo en algunos lugares ocurrieron atrevidos desmanes de personas que pretenden sembrar un caos social que bajo ningún punto de vista se puede permitir, y aquí las leyes, debidamente aplicadas, tienen que expedir la condigna sanción. 
Irradia así una esperanza de que sea la legítima atención democrática a los días venideros de toda la nación, que en estos amaneceres está soportando una serie de duros eventos, hasta trágicos, ante una temporada invernal que en muchos sectores va dejando destrucción que afecta a miles de ecuatorianos de Costa, Sierra y Oriente. 
Aquí es cuando tiene que ponerse en marcha el verdadero patriotismo para atender estas emergencias que produce natura, y todos arrimar el hombro para lograr que tantos perjudicados por el exceso de lluvias vuelvan a sus cotidianas actividades y mejoren el estándar de bienestar del país. Esto es comprender que la unión hace la fuerza y en un mejor planteamiento lleno de solidaridad se logra siempre más. 
Así, Gobierno Central, seccionales y todas las entidades posibles tienen que ayudar a los que más hoy necesitan. La democracia no es solo acción política, es acción social solidaria, en toda su extensión. Así en momentos críticos, económicos como lo expresan las autoridades gubernamentales que hoy guían a Ecuador, tienen que buscarse todos los medios para solventar las acuciantes circunstancias que viven ciudades pequeñas o importantes que han soportado los excesos del invierno.  
Nos recuerda el período presidencial del Dr. Gustavo Noboa, cuando nos impactó el llamado fenómeno El Niño, 1997 – 98, surgieron problemas muy graves, pero el Ecuador unido logró salir adelante. 
Hagamos un alto en las acciones partidarias y colaboremos para que, mediante estrategias y planes, programas de cooperación entre entidades y población enfrentemos los efectos de los fenómenos climáticos, que llevan en ocasiones a puntos críticos la vida de amplios sectores sociales, y con seguridad habrá muchas naciones y organismos mundiales que también nos ayudarán en estos momentos tan duros. 
Así es entender la libertad y democracia, cada ciudadano, todas las entidades del país, oficiales y comunitarias, formar un estamento fuerte que logre hermanarnos en esta nueva necesidad de tener un Ecuador solidario y equitativo que marche con vigor hacia los días venideros. 
 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti:

Más opiniones: