Actualizado hace: 2 horas 33 minutos
PEDERNALES
Piden justicia para víctimas del currincho

Dos de los hombres que fallecieron por ingerir licor adulterado fueron sepultados. Cuatro de sus amigos están hospitalizados.

Viernes 29 Marzo 2019 | 11:00

 Los restos de Ramón Estalin Olives Figueroa, de 43 años; y José Ramón Zamora Arce, de 38 años; fueron llevados al cementerio público de Pedernales, mientras que de Rubén Darío Briones, de 28 años, se desconoce el día de su sepelio.

Elena Zamora, prima de José Zamora, comentó que su familiar fue velado en el sector de Los Tamarindos, el lugar donde ocurrió todo.
CEGUERA. La mujer agregó que su familiar un día antes (lunes) había estado bebiendo junto a otras personas, incluido el hijo de ella, de nombre Jean Carlos, quien también se puso mal y fue llevado en dos ocasiones al hospital móvil, ya que presentaba fuertes mareos. 
“Estoy preocupada de que mi hijo pueda correr con la misma suerte de mi primo y mi otro vecino. Pido que se investigue y se detenga a quienes vendieron ese licor. Ya sabemos quién fue,  pero la Policía tendrá que hacer lo suyo”, precisó.
Luis Zamora, hermano de José Zamora, indicó que en el barrio sólo fueron velados los cuerpos de su hermano y de Ramón Olives, ya que a la otra persona (Rubén Briones) hasta el miércoles en la noche no se le realizaba la autopsia en el centro forense de Santo Domingo, a donde fueron llevados.
Él indicó que su hermano, los otros dos fallecidos y otras 4 personas más habían empezado a beber desde el lunes.
Alrededor de las 04h00 del martes José había dejado de tomar, y a esa hora se dirigió hasta el mercado, donde laboraba sacando las vísceras de los peces, cuando de repente sufrió un desmayo y fue llevado hasta el hospital, donde falleció.
“Las amistades comentaron que cuando mi hermano se cayó y recuperó el sentido dijo que no veía absolutamente nada, luego de eso sintió fuertes dolores, hasta que dejó de respirar”, explicó Luis Zamora.
Zoila Figueroa, madre de Ramón Olives, contó que su hijo tenía 63% de discapacidad en sus brazos y piernas, además sufría de ataques de epilepsia.
“Es terrible esto que ha pasado. Su pérdida nos ha dejado un dolor irreparable, no sabemos qué tanto bebió, pero fue lo suficiente para acabar con su vida”, expresó entre lágrimas la mujer.
Controles. El jefe político Galo Vera señaló que aparte de los tres fallecidos hay otras 4 personas que resultaron afectadas por la ingesta del licor, las cuales están ingresadas en el hospital móvil de Pedernales.
Vera manifestó que autoridades de Salud, Policía Nacional y Comisaría mantuvieron una reunión para analizar la situación y empezar un control más estricto al expendio de licor artesanal y así evitar que aparezcan más personas afectadas por intoxicación alcohólica.
El jefe político dijo que se hicieron varios operativos, en los cuales se logró incautar 20 canecas con 20 litros de alcohol.
Señaló que el alcohol decomisado fue enviado a Guayaquil para ser analizado en el Instituto Nacional Público de Investigaciones (INPI) y así conocer si esta bebida fue la causante de la muerte de los tres hombres en Pedernales, y agregó que por el momento no hay personas detenidas.
En el 2011 más de 46 personas fallecieron en el país por la ingesta de alcohol adulterado, lo que obligó a las autoridades a realizar estrictos controles a los locales de venta de estas bebidas.
En los años posteriores se siguieron dando muertes por este mismo hecho.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala