Actualizado hace: 7 horas 13 minutos
Voto 2019
Ni choferes ni carros para los concejales

Wilson Erazo llegó ayer hasta el parque Zaracay para lustrarse los zapatos.

Martes 26 Marzo 2019 | 11:00

 El alcalde electo de Santo Domingo arribó hasta uno de los puestos de la asociación de betuneros Efrén Veintimilla conduciendo su carro. 

Saludó a la gente que lo felicitaba por su triunfo. También hubo tiempo para las risas. 
“Quiero decirle al pueblo de Santo Domingo que muchas gracias por el honor circunstancial de poder trabajar para él los próximos cuatro años. Voy a cumplir con mi propuesta que está basada en la técnica y en la parte social. Como ingeniero civil, como abogado y como constructor me voy a dedicar. Esa es la tarea que he asumido”, dijo.
Erazo tiene 55 años. Es ingeniero civil y abogado y obtuvo 66.866 votos para ser el nuevo burgomaestre.
Nació en San Gabriel (Carchi) y llegó a tierra “tsáchila” una semana después de haber conseguido su primer título universitario, hace 30 años.
Se involucró en la política cuando empezó a trabajar como residente en el Consejo Provincial de Pichincha. Escaló cargos y llegó a ser el jefe de la zona de Santo Domingo de dicha prefectura a los 28 años. 
Fue director de Obras Públicas del Municipio de Santo Domingo y ganó una curul del Concejo municipal en el 2000. Fue reelecto en el 2005. Estos cargos le permitieron conocer la realidad del cantón y la provincia, dice. 
Asegura que una de las prioridades de su administración será la creación de una zona industrial a través de la eliminación de algunas tasas e impuestos para incentivar que las empresas se instalen en Santo Domingo y generen empleo.
Erazo aseguró que cuando empiece su gestión pondrá en marcha el plan de austeridad propuesto durante su campaña electoral.
“Los próximos cuatro años no utilizaré el vehículo de la municipalidad. Yo llegaré en mi carro, que es producto de mi trabajo como constructor”, afirmó.
Además no asignará vehículos ni choferes a los 13 concejales.
Erazo es el líder del movimiento provincial Construir, lista 100, una organización política nueva. 
“Construir no tiene patrones ni de Quito ni de Guayaquil porque en esta nueva etapa vamos a buscar el espacio que se merece Santo Domingo. No puede ser que en Ecuador solo decidan Quito, Guayaquil y Cuenca. En esta ciudad somos 500 mil habitantes y vamos a pedir que el peso político en el país se considere y nos traten como deben. En 38 años seremos cerca de un millón de habitantes y no pueden llegarnos a pedir solo los votos los próximos presidentes. Ni siquiera tenemos ministros y tenemos una juventud preparada, lista para aportar para el desarrollo del Ecuador”, sostuvo.
 
La universidad. El plan de Erazo, apenas se posesione, es formar una comisión especial con los mejores ciudadanos para luchar por la Universidad Estatal de Santo Domingo. 
“Hay que decirle al Gobierno Nacional, con firmeza, con respeto y con cariño que tienen que darnos la universidad Estatal para nuestro pueblo, es nuestro derecho”, declaró.
Erazo encabezó una campaña que inició hace algunos años, pero él señala que se trata de un compromiso social que tiene con la gente. “Nunca estuve solo en campaña. Estuve junto a la gente. Mientras algunas autoridades se olvidaron, yo abrí 37 caminos en el sector rural en mingas, prestando mi tractor ¿Por qué? Por que el día que me muera no me voy a llevar nada, solo la satisfacción de haber servido a mi pueblo. Aquí formé mi familia, desarrollé mi profesión”, dijo.
“Mi éxito en mi vida no es lo que yo pueda acumular para mí. Vivo dignamente porque trabajo. El éxito para mí es cambiar la vida de miles de familias y lo he hecho a través de los programas de vivienda. Ahora mi reto es 5.000 viviendas para los que no tienen casa propia. Lo haré sin demagogia: en vez de pagar arriendo, pagarán su casa propia. Lo que sé decir, sé hacer”, añade.
Hizo un llamado para que los demás candidatos a la alcaldía se sumen “que todas las buenas intenciones las demostremos en los hechos”.
Mientras caminaba por el parque Zaracay, donde se ubica el Palacio Municipal que será su oficina por los próximos cuatro años, Erazo señaló que cuando llegó a esta ciudad se propuso ayudar a cambiarla. “Soñé primero con ser constructor. Vengo de una familia muy pobre, humilde. Crecí solo junto a mi madre, ella fue papá y mamá para mí. Trabajé desde niño, también en la universidad para poder costear mis estudios. Mi mayor orgullo es ser parte de los sectores populares”, indicó.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala