Actualizado hace: 13 horas 20 minutos
Santo Domingo
Netflix los quebró

La venta de películas en CD y en flash memory fue el trabajo que sostuvo a Jorge Soledispa y su familia durante los últimos diez años.

Domingo 24 Marzo 2019 | 11:00

Al principio vendía entre 250 y 300 discos diarios, pero poco a poco esa cantidad disminuyó hasta llegar a 50 en los mejores casos.
“Las ventas cayeron durante los últimos tres años pero aún así seguíamos. Ya luego se puso insostenible porque no sacábamos ni para los gastos”, afirma.
“Ahora ya casi no se vende películas porque todo se obtiene mediante internet. Netflix me quebró y no tuve otro remedio que buscarme la vida por medio de otros ingresos”, explica Soledispa, quien desde hace un mes se dedica a la venta de accesorios y repuestos para vehículos en la avenida Quevedo.

Diez diarios. Para Carlos Astudillo, de 54 años de edad, esta actividad la realiza desde que tenía 34.
“Yo vendía películas en casetes para VHS, después en CD y finalmente en las memorias, pero ya no es negocio. Antes sacaba 20 dólares diarios pero ahora no supero los 10 y cada vez es peor. El internet me dañó este trabajo y a esta edad se me hace difícil conseguir otro trabajo”, afirma.
Astudillo se ubica todos los días en la esquina de la avenida 3 de Julio y calle Ibarra en un pequeño triciclo. 
La inversión en su pequeño negocio es de aproximadamente 100 dólares y cada CD (de hasta diez filmes) cuesta un dólar.
Hace unos pocos años, la venta de películas era un negocio rentable y se observaban grandes locales en las principales calles de la ciudad. 
Ahora la mayoría de personas recurren a Netflix, una plataforma de televisión online, que mediante un pago mensual, permite observar series y otros contenidos.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala