Actualizado hace: 13 horas 23 minutos
Familia
‘Sexting’ para encender la pasión

Tener una conversación subida de tono por WhatsApp o, lo que es lo mismo, hacer ‘sexting’ (cibersexo), es cada vez más frecuente.

Domingo 24 Marzo 2019 | 11:00

Sin embargo, es importante tener en cuenta determinados aspectos antes de lanzarse a ello. 
Hay pocas cosas más frustrantes que estar deseando pasar un rato a solas con tu pareja y que nos separe la distancia. Cualquiera puede aguantar unos días sin él, pero según pasan las noches es lógico que quieras tenerle más y más cerca.
Los avances tecnológicos de los últimos años han hecho agudizar el ingenio de muchos y convertir herramientas de mensajería como WhatsApp o Telegram en una vía de escape (o de desfogue). Con o sin ayuda de uno de estos, este tipo de prácticas cada vez está más extendido.
Conversaciones picantes. ?Y es aquí donde entra en juego el ‘sexting’, término para designar esas conversaciones picantes que se tienen a través de mensajes: con fotos, voz, texto... ¡Imaginación al poder! 
No obstante, hay una delgada línea entre lo sexy y lo soez y, por eso, si te quieres iniciar en el mundo del sexting tienes que tener claro hasta dónde puedes llegar. 
consejos La regla número uno es tantear el terreno. A menos que tu chico y tú sean expertos en esto del sexting, no sueltes la bomba de repente con alguna frase muy subida de tono, pues puede que no encuentres la respuesta deseada. 
Comienza con alguna insinuación y alguna frase sexy del estilo: “No puedo esperar a volver a verte y hacer contigo todas las cosas que se están pasando por la cabeza”. A partir de ahí, actúa en consonancia a su respuesta. 
De esta forma vas aumentando la excitación de forma gradual y garantizas que cuando se vuelvan a ver no vaya a resultar una situación incómoda, sino algo de lo más natural.
?Si quieres un ejemplo práctico, prueba a decirle que acabas de ver alguna una película candente, para ver cómo reacciona.
EL MOMENTO ADECUADO. En la misma línea de cosas que pueden ser muy incómodas, se encuentra entablar este tipo de conversaciones después de una primera cita. 
Obviamente, los dos tienen que poner los límites en esa nueva relación, pero este tipo de charlas, que pueden quedar en su celular  para la posteridad, solo se debería tener con personas con las que tengas total confianza.
Además, siempre es mejor hacer ‘sexting’ una vez que ya has tenido relaciones físicas, pues cuando dejamos la imaginación volar podemos dejar las expectativas demasiado altas.
Déjate llevar. Si vas a hacer algo, hazlo bien. No vayas directa al grano, porque con el ‘sexting’ eso no funciona. 
Aquí, la clave está en los detalles y en decir absolutamente todo lo que se te pase por la cabeza con total detenimiento.
Se trata de describir cada momento que te gustaría materializar con tu pareja, de la forma más erótica y gráfica posible. Eso sí, céntrate sobre todo en decir cosas que realmente te gustaría hacer con él, de forma que puedas llevarlo a cabo cuando le veas. 
Lo más sexy que puede tener una pareja es la complicidad y la capacidad de divertirse juntos. 
El ‘sexting’, como tantas otras cosas, tiene que tener esa misma finalidad: que los dos disfruten y que su relación se fortalezca.
La picardía aquí no tiene límites y ten por seguro que el ‘sexting’ puede ser un perfecto revulsivo en tu vida sexual y no solo una práctica para una inevitable separación física... 
¡Que comience el juego!
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala