Actualizado hace: 6 horas 38 minutos
Santo Domingo
Quería ocultar el cadáver

El cuerpo de Gema Párraga Hernández, de 24 años, fue encontrado embalado con cinta y dentro de dos sacos de yute.

Sábado 23 Marzo 2019 | 11:00

 El macabro hallazgo se registró la medianoche del jueves, en la sala de la casa donde alquilaba la joven, en la calle Padre Juan Garzón y avenida Santa Rosa, en Santo Domingo.   

Los dueños de la vivienda junto a otros vecinos fueron los que encontraron el cadáver e inmediatamente comunicaron a la Policía de lo sucedido. 
Los uniformados llegaron al sitio y constataron que Gema había sido asesinada y que su cuerpo estaba dentro de dos bolsas.
El principal sospechoso del crimen es el conviviente de la joven, quien está prófugo. 
William Posso, jefe encargado del comando policial, confirmó que se trató de un femicidio.
“Hubo un problema intrafamiliar y producto de esto se registró el fallecimiento de una persona de 24 años. En primera instancia, la Policía no recibió ninguna alerta sobre la existencia de una violencia. Nosotros lo que recibimos fue un reporte posterior donde se nos indicaba el hallazgo del cuerpo”, indicó. 
El jefe policial añadió que la Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros (Dinased), está trabajando para dar con el paradero del sospechoso. 
 
Golpes y asfixia. Según información del oficial, antes del crimen Gema y su conviviente tuvieron una fuerte discusión por razones que todavía se desconocen.     
“El cuerpo no presentaba heridas ni de arma blanca ni de fuego. Al parecer ella recibió golpes ocasionados con algún objeto contundente o con las manos, pero eso tendrá que determinarse en la autopsia. Probablemente la intención (del presunto asesino) era ocultar el cadáver”, sostuvo Posso.   
Ayer en la tarde este medio de comunicación tuvo acceso a los resultados de la autopsia practicada al cuerpo de la joven. Estos indicaban que la causa de la muerte fue asfixia por estrangulación. 
 
Alteró la escena. El oficial añadió que el supuesto criminal limpió el lugar donde se cometió el crimen. 
“El cadáver se encontró porque el principal sospechoso habría llamado a un amigo a pedirle ayuda diciéndole que había tenido un inconveniente con su esposa, y cuando el amigo llegó al sitio se dio cuenta de lo que en realidad pasaba, pero en vez de ayudarle avisó a los dueños de casa para contarles lo sucedido”, indicó.  
Los propietarios de la vivienda dijeron que Gema y su conviviente habían llegado hace ocho meses al sitio y que nunca escucharon discusiones entre ellos. 
Juan Hernández, tío de la fallecida, afirmó que Gema era de Chone, provincia de Manabí, y había llegado a Santo Domingo hace siete años y desde entonces no tenían comunicación con ella. “Fue en esta ciudad que conoció al supuesto asesino, es un hombre que trabaja en un gimnasio”, aseguró.  
El cuerpo de Gema fue trasladado a Chone para su velación. Se informó que ella no trabajaba. Gema procreó dos niños en otro compromiso. Ellos vivían con el papá. 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala