Actualizado hace: 1 hora 12 minutos
Oasis de esperanza
Oasis de esperanza
Por: Alfredo Saltos Guale

Sábado 23 Marzo 2019 | 04:00

Pasa casi inadvertido un maravilloso enclave del entorno manabita, de apenas 30 hectáreas en la parroquia Ricaurte del cantón Chone, donde crecen varios cultivos ecológicos, con gran versatilidad y eficacia, sin pesticidas químicos, como la moringa cuyas hojas poseen comprobadas bondades funcionales, que la literatura médica internacional le atribuye: altos contenidos de proteínas, más vitamina A que las zanahorias; más potasio que el banano, calcio superior a la leche, vitamina C que supera a la naranja y más hierro que las espinacas.

Se yerguen majestuosos varios árboles de mandarina,  limón, toronjas, naranjas y excelentes muestras de cacao nacional fino de aroma que registran exitosas cosechas, acompañados de caña guadua y especies forestales propias de la zona, clara demostración que los planes de reforestación tendrán éxito en la medida que se utilicen vegetales que ya han crecido en su propio y particular medio ambiente.
Esta pintoresca finca denominada Los “Arboleros”, original término definido por sus creadores como “amor a los árboles”, dispone de acogedoras viviendas de bambú, es regentada por una pareja de jóvenes, Raisa, ecuatoriana, y Lucas, norteamericano, unidos por principios de protección, sustentabilidad y afecto a la naturaleza que los cobija, con potencial suficiente para la subsistencia real y práctica de una agricultura familiar ecológica que tanto se proclama, pero que casi nunca se practica. 
Los indeclinables propósitos de esta ejemplar pareja son demostrar el valor y vivencia del agroturismo, aceptado con entusiasmo desbordante por jóvenes norteamericanos de afamadas universidades que han descubierto en Los “Arboleros” la realización de sus sueños y amor a la tierra, fuente de alimento y prosperidad cuando se la cultiva observando labores proteccionistas con desechos que dejan las plantas luego de las cosechas. 
Lucas Oshun es un activista y líder ambientalista, empresario, graduado en políticas sociales en la Universidad de California Santa Cruz, enseña haciendo formas innovadoras de manejo  de suelos y recursos naturales, creador de empresas sociales y regenerativas comunitarias, impulsador de  justicia  ecológica y social. En cambio, Raisa Torres, de Bahía de Caráquez,  propulsora de acción  ambiental, se modeló en ingeniería ambiental en la Universidad Agraria del Ecuador, acredita hechos concretos a favor de los damnificados del último terremoto, es ya una lideresa comunitaria local y global.
Aplaudimos esta valiosa iniciativa que ha calado profundamente en el espíritu de jóvenes campesinos y de la ciudad.
 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti:

Más opiniones: