Actualizado hace: 3 horas 19 minutos
Portoviejo
Problemas de los atrasos: estudios incompletos

Los retrasos en obras no se dan sólo en aquellos trabajos de carácter provincial y nacional, también se da en las locales.

Miércoles 15 Agosto 2018 | 11:00

 En Portoviejo, un ejemplo de ello es lo sucedido con La Rotonda, obra a cargo de Ciudad Rodrigo. 

La obra tenía 300 días de plazo; empezó a construirse en febrero del 2016 y debía estar lista en diciembre del 2016. 
Sin embargo, concluyó en agosto del 2017, con ocho meses de retraso, es decir, 240 días más.
Asimismo, subió su precio. Costaba inicialmente 8,3 millones de dólares y terminó con un precio de 11 millones de dólares, 3 millones de dólares más, que significa un 35 % de incremento.
Otra de las “eternas” obras  es la de la terminal de Manta, que comenzó a construirse en enero del 2013, con un plazo de 330 días. 
Sin embargo fue inaugurada el 4 de noviembre del 2017, con 47 meses de retraso.
 
En ejecución. En la actualidad, hay obras que se vienen desarrollando, que ya cumplieron sus plazos y tienen un avance lento. 
Uno de ellos es el alcantarillado de Crucita, que comenzó en enero del 2017 con 360 días de plazo, que se cumplieron hace siete meses. Es decir, hasta el momento tienen de prórroga 212 días.
Xavier Solís, director de Obras Públicas del municipio, indicó que el retraso se debe a rediseño de estudios por un cambio de tubería que no estaba previsto. 
Explicó que en el proyecto inicial, esta conexión pasaría por el malecón, pero, por pedido de Portoaguas, se cambió a una de las calles paralelas. 
Detalló que además ejecutarán un contrato complementario de 90 días el plazo para ampliar la cobertura del alcantarillado en un 10 %. Aún gestionan los recursos.
De la misma manera, la regeneración del centro de la ciudad, que debía ser entregada en abril de este año. Sin embargo, aún no se tiene fecha de inauguración. 
En Manta sucede algo parecido. 
El Par Vial, que comprende la regeneración de 6.431,72 metros lineales de las vías 113 y 4 de Noviembre, debía estar terminado en un mes, en septiembre, sin embargo, anunciaron que se entregaría en enero. 
Otro de los proyectos “emblema” en retrasos fue la terminal de Manta. 
Esta obra tuvo tres contratos y empezó a construirse en enero del 2013. Debía estar lista en diciembre del 2013. 
No obstante, entre paralizaciones y retrasos, terminó inaugurándose el 4 de noviembre del 2017, es decir con 47 meses de retraso o 1429 días más.
 
Razones. Esta “modalidad” de trabajos tardíos para Santiago Vera, expresidente del Colegio de Ingenieros Civiles de Manabí,  no es algo de ahora. 
Sin embargo, según dijo, antes había más facilidad, por ejemplo, para tramitar contratos complementarios. 
“Ahora hay más dificultad, también de costo más porcentaje y de ampliación de cantidad de obras. Hay más requisitos tras la modificación a la Ley de Contratación Pública en el 2008”, citó.
Estima que el 90 % de obras que se ejecutan tiene atrasos. Indicó que se debe, en su mayoría, por los estudios incompletos. 
Pero también hay otras razones. Manifestó que, en ocasiones, las entidades contratantes ponen los plazos muy cortos; mal cálculo en cantidades de obras; vencimiento de  estudios eléctricos, agua y contra incendios. 
Otro de los problemas es que las entidades no tienen el financiamiento.              
 
A la espera. En la zona de la regeneración varias son las personas que mostraron su inconformidad por la lenta ejecución de la obra. 
Elvira Tuárez, portovejense, indicó que ella respiró “polvo y polvo” durante bastante tiempo. “Me enfermé mucho”, dijo la ciudadana de 55 años. 
Asimismo, varios fueron los comerciantes que denunciaron su baja en las ventas tras haberse cerrado las calles por los trabajos.
En Crucita tienen la esperanza de que la obra del alcantarillado esté lo más pronto posible. 
María Castro, quien tiene su vivienda justo en frente de donde se realizan los trabajos, indicó que ella espera impacientemente esta obra. 
“Ya es hora de olvidarme de los carros sifoneros y tener el propio alcantarillado para la casa”, expresó la ciudadana. 
Además dijo que con este proyecto, Crucita crecerá. 
Casildo Tuárez, a pesar de ser de Rocafuerte, se siente un crucitense más. 
Él comentó que desde sus 13 años, ahora tiene 66, trabaja en “La Bella” y las obras que llegan son le dan alegría. “Los Ranchos crecerá con el muelle y con el alcantarillado”, dijo.
 
Sanciones. A pesar de que el incumplimiento de plazos en las obras es sancionado de forma civil, penal y administrativa, los retrasos son reincidentes. 
Según el artículo 116 del reglamento de la Ley de Contratación Pública, los plazos de vigencia de los contratos se cuentan todos los días, desde el día siguiente de su suscripción.
Para la determinación de multas se considera el valor total del contrato, incluyendo el reajuste de precios.
Además se indica que la sanción pecuniaria administrativa o multa no excederá el monto del diez por ciento de la remuneración. Las sanciones se impondrán de acuerdo a la gravedad de las faltas.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala