Actualizado hace: 10 horas 47 minutos
Santo Domingo
Denuncian coimas

Fue la cuarta audiencia en la que el alcalde Víctor Manuel Quirola y los dueños de los centros de tolerancia clausurados hace casi un año se sentaron a conversar.

Martes 14 Agosto 2018 | 11:00

 Desde hace dos meses el delegado provincial del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CCPCS), Luis Felipe Buenaño, ha servido de intermediario para concretar reuniones en las que las partes han expuesto sus puntos de vista y han intentado buscar soluciones ante la clausura de prostíbulos.

Sin embargo, la cita de ayer  fue distinta. Los propietarios de los prostíbulos hicieron graves acusaciones en contra de funcionarios municipales.

Supuestos sobornos. Wilson Navarrete, dueño de uno de los locales, aseguró durante la audiencia pública que un funcionario municipal le pidió mil dólares para aprobar el sitio donde iba a funcionar un cabaré. 
Según el hombre, pagó 500 dólares a través de un banco, pero luego el funcionario le dijo que el permiso había sido negado.
Orley Cevallos, dueño del night club Tres Corazones y presidente de la Asociación de Centros de Diversiones para Caballeros 3 de Mayo, señaló que también habían desembolsado dinero a otro empleado municipal cambio de un documento.
Mientras que Ana Vega, secretaria del gremio, manifestó que un exdirector de Control Territorial los asesoró mientras era parte de la nómina del municipio.
Las aseveraciones de ayer deberán ser denunciadas en la oficina del CCPCS, que empezará un proceso investigativo.
Por su parte, el alcalde Quirola indicó que oficiará una indagación puertas adentro.
“Estoy pidiendo que ellos denuncien. Es la primera vez que escucho de cosas de este tipo. Por comentarios negativos yo saco a las personas, no puedo estar con gente de la que haya ese tipo de comentarios”, declaró luego de la audiencia.
En la cita también estuvieron presentes moradores de Luz de América y sus recintos, representantes del colegio CADE, Colegio de Arquitectos entre otros.
El municipio plantea la reubicación de los prostíbulos en el kilómetro 13,5 de la vía Quevedo, cerca de Luz de América. Sin embargo, los dueños de los centros de tolerancia no quieren ir allá. 
Es por esa razón que la asociación 3 de Mayo presentó un proyecto de Ciudadela de Tolerancia en la vía a Bellavista, cerca del Centro de Detención Provisional (CDP).
Ellos plantean la reubicación de todos los prostíbulos en una finca de 83 hectáreas. Esta idea fue rechazada por el burgomaestre debido a que la ley no permite el funcionamiento de este tipo de locales cerca de una prisión. 
“Lindo es estar conversando, pero solucionemos ya”, dijo Orley Cevallos ante la negativa del alcalde.
Según Ana Vega, este 29 de agosto se cumple un año de las clausuras de los prostíbulos. Son siete locales los que permanecen con las puertas cerradas mientras que el resto atiende “incumpliendo una ordenanza” que establece que los centros de tolerancia tienen que estar ubicados a dos kilómetros del perímetro urbano de la ciudad, a un kilómetro de las cabeceras parroquiales y a cien metros de las vías principales.   
Terminada la audiencia  de ayer los participantes decidieron conformar una comisión para recorrer los predios en donde se podrían trasladar los cabarets, formalizar las denuncias de supuestas coimas y hacer operativos para verificar que los locales que han obtenido permiso para funcionar como hoteles o discotecas cumplan con su función. 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala