Actualizado hace: 28 minutos
La crisis, sus causas y el cambio
La crisis, sus causas y el cambio
Por: Guido Álava Párraga

Martes 14 Agosto 2018 | 04:00

No cabe duda que este siglo 21 nos está mostrando un aumento de la maldad en todos los rincones de la tierra. ¿Pero cuál es la actitud de la gente en cada sociedad? En la nuestra, por ejemploa, no pasamos de decir: ¡ay, ay, que mal está la situación, cómo han cambiado las cosas, estamos perdidos, nadie cambia esto! La juventud está perdida, los hijos se rebelan contra los padres. Los padres abandonan a sus hijos.

Lo que llama la atención es que casi nadie medita en las causas que han generado esta crisis ética, moral y espiritual. Por tal razón las sociedades no encuentran una salida a la crisis. Es universal y natural aquel aforismo que expresa que conocida la causa podemos anular el efecto.
En las páginas de mi segundo libro intitulado “Hijos, cómo instruirlos hoy”, señalo las causas que han generado la actual tragedia social; me permitiré divulgarlo en esta reflexión: 
En primer lugar está la ausencia de instrucción en el hogar en base a los valores y principios fundamentales para lograr una formación de trascendencia. En segundo término está la deficitaria o nula instrucción con los valores éticos, morales y espirituales que se deben impartir en las escuelas, colegios y universidades. En tercer lugar la influencia nociva de las tecnologías de la información y comunicación con programas de antivalores, de violencia, sexismo y otros. 
Desde esta perspectiva causal se torna imprescindible un cambio en los modelos de instrucción en los hogares, centros educativos y medios audiovisuales. En el hogar los padres deben invertir tiempo para instruir a los hijos con referencias bíblicas, jugar con ellos, abrazarlos y afianzarlos. En los centros educativos se deben enseñar las referencias escriturales bíblicas, lo que implicará que los profesores conozcan bien los preceptos éticos, morales y espirituales, entenderlos y enseñarlos.
En las tecnologías de información y comunicación tiene que nacer un estado de conciencia y buena disposición respecto del cambio en los contenidos y mensajes de los programas, hoy predominantes en violencia, sexismo, individualismo, por valores que coadyuven en la construcción de adolescentes y jóvenes emprendedores, honestos, solidarios y apartados de los vicios que llevan a la destrucción de la vida en todos sus aspectos. 
Leer la Biblia es una gran ayuda para estar instruidos sobre los valores milenarios que ahí se exponen con suficiencia. Hoy tenemos que estar convencidos que de la misma manera en que todos los profesionales leemos los libros de diferentes autores para informarnos a fondo de nuestra profesión y con esa información ejercer de forma efectiva nuestra práctica para convertimos en profesionales  exitosos.
 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti:

Más opiniones: