Actualizado hace: 1 hora 8 minutos
Tres casas quedan en las cenizas

Una madre y sus dos hijas perdieron sus casas en un incendio. No se reportaron heridos, informó el Cuerpo de Bomberos.

Lunes 13 Agosto 2018 | 09:00

En total dieciséis personas se quedaron sin sus pertenencias, incluyendo once menores de edad.

Las alarmas se encendieron ayer aproximadamente a las 16h15 en el barrio Bella Isla, de la parroquia urbana 4 de Diciembre, de El Carmen.
El fuego comenzaba a consumir la vivienda de Lida Cheme Macías (60) y minutos más tarde las explosiones de los cilindros de gas “no se hacían esperar”.
Bastaron unos pocos segundos para que el fuego se propagara a las casas de Mercedes y Jesenia Pazmiño Cheme, hijas de Lida, quienes también lo perdieron todo.
Lida Cheme manifestó que cuando el fuego comenzó, salió de la vivienda por pedido de sus hijas, incluso se golpeó intentando rescatar algunas pertenencias.
Ángel Mendieta, jefe del Cuerpo de Bomberos, manifestó que existen varias hipótesis sobre las causas del incendio, una de ellas que habría empezado por un cortocircuito en la casa de Lida, y como la vivienda era de caña el fuego se extendió muy rápido.
El bombero indicó que tampoco se descarta que las llamas empezaran por un horno de asar morcillas que estaba junto a la vivienda.
“No se descarta que alguna chispa saltara y originara el fuego”, dijo Mendieta.
Aproximadamente 40 minutos les tomó a los bomberos apagar el fuego que consumió las tres viviendas de caña.
Los miembros de la casaca roja indicaron que trabajaron arduamente para impedir que las llamas se propagaran a otras casas cercanas.
Televisores, camas, cocinas, ropa, lavadoras y una refrigeradora nueva que habían comprado fueron consumidas por el fuego. Incluyendo los libros y cuadernos de los menores de edad, se 
explicó.
En la calle. Las afectados son tres familias. 
Lida Cheme Macías habita con un hijo de 30 años y una hija de 23 que tiene tres hijos, de 3, 5, y 7 años.
Jesenia Pazmiño Cheme, de 25 años, vive con su esposo y sus cuatro hijos de 5, 6, 8, y 9 años, se indicó.
Mercedes Pazmiño Cheme, de 29 años, habitaba su casa con sus tres hijos, uno de 11 meses de nacido y los otros de 7, y 11 años; ella enviudó hace poco, dijo.
En medio del dolor, la alegría se presentó por unos minutos cuando de entre los escombros y mojado, salió un perrito de unos tres meses de nacido.
“El perrito se salvó, el perrito se salvó, eso es un milagro”, coreaban todos.
Los afectados esperan la ayuda de las autoridades.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala