Actualizado hace: 1 minuto
Manta
“Siento pena por Correa”

Fernando Villavicencio habló sobre las acciones en su contra acarreadas por sus denuncias en el Gobierno de Rafael Correa.

Sábado 11 Agosto 2018 | 04:00

 Dijo que fue un perseguido político, judicial, policial y mediático por haber investigado casos de corrupción de la década correísta. 

Villavicencio fue invitado a un diálogo en la Facultad de Comunicación, de la Universidad Eloy Alfaro, para contar su experiencia periodística que se convirtieron en escándalos nacionales. En entrevista con El Diario señaló que siente pena por el expresidente. 
 
ED. ¿Usted es más político que periodista, o más periodista que político?
Miti miti (sonríe). Creo que soy un periodista que escribe desde la política y que ve el mundo desde la política. Es difícil entender un mundo fuera de la política. El que se dice apolítico (que no le gusta) no está diciendo la verdad como periodista.
 
¿Es ético que un periodista sea al mismo tiempo un político?
En el caso mío y de otros colegas, durante el Gobierno de Rafael Correa, debimos, de alguna manera, pasar esa línea divisoria entre el periodismo y la política activa. Es que ante la ausencia de fiscalización y actores políticos emergentes, a nosotros nos tocó no solo investigar los casos de corrupción, también nos tocó llevar esa información a la Fiscalía y Contraloría, como parte de nuestra defensa. ¿Por qué? porque teníamos un acecho del poder para procesarnos por haber publicado esa información.  Eso dio paso a que algunos consideren ese trabajo como activismo político.
 
¿Faltan más periodistas de investigación en el país?
Sí, ese es un impacto nuevo. El periodismo de investigación recién se está redescubriendo como un instrumento de transformación, de búsqueda de la verdad y de un gran aporte a la democracia. 
 
¿Vale la pena investigar casos de corrupción si se corre el riesgo de que el poder te persiga con la justicia?
No investigas un acto porque es corrupto, tú solo investigas. Luego, en el proceso de investigación, descubres que hay un acto de corrupción. Es decir, el sello de corrupto lo encuentras como un resultado del trabajo. 
 
¿Cuál es el costo que ha pagado por investigar?
Es altísimo: tuve nueve juicios civiles y penales. Enfrenté un año de prisión, que la evadí porque tenía medidas cautelares. Luego fui víctima de persecución y el pueblo sarayaku (comunidad indígena de la selva amazónica) me dio protección. Estuve asilado en Estados Unidos y Perú.
Es decir, viví cinco año sistemáticos de persecución judicial, policial, política y mediática del correato. También tuve que pagarle 40 mil dólares a Correa para que no se llevara los bienes de mi casa.
 
¿Odia a Correa o lo considera su principal enemigo? 
Para nada. Correa representó un proyecto político de acumulación de capital nefasto, un proyecto delincuencial que tuvo el control del Estado y se apropiaron de bienes públicos. Estamos hablando de 60 mil millones de dólares de perjuicios y corrupción que son responsabilidad del Gobierno de Correa. Yo solo siento pena por él. 
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala