Actualizado hace: 14 minutos
Comunicación y emergencia
Comunicación y emergencia
Por: Enrique Delgado Coppiano

Sábado 11 Agosto 2018 | 04:00

Manabí sigue manteniendo la calidad de ser la tercera provincia más poblada del país. Desde hace años tuvo la suerte de contar con un medio de comunicación como fue El Diario Manabita, hoy El Diario, publicación que jamás ha dejado de ser el auténtico vocero de su colectividad, ahora acompañado por los medios modernos de la radio y televisión, lo que ha unido más a toda su población en hacer conocer sus problemas, necesidades y también sus éxitos, lo que lógicamente es beneficioso para la provincia.

Por eso he expresado que “El periodista tiene que ser un impulsor tenaz de todo lo bueno y cuestionador implacable de aquello que perjudique al pueblo”; y esta es una razón por la que vengo opinando que en nuestra provincia no es conveniente que se construya la llamada Refinería Petrolera, cuyo funcionamiento trae consigo una contaminación que es casi inevitable, por más que se tomen medidas de precaución, pues basta un pequeño error para que surja una falla que lleva  a una irreversible situación emergente. 
Así sucedió con las torres petroleras que EE.UU. instaló en el golfo de México, hasta que una de ellas fracasó; y a pesar de la tecnología aplicada, los estragos del derrame no pudieron ser controlados, causando tal contaminación que se consideró un desastre ecológico mundial irreversible. El citado país suspendió este sistema de obtener petróleo. 
Para la supuesta refinería, sin planificación se construyó un acueducto, hoy existente, cuando gran parte de la provincia reclama agua para un riego agrícola prioritario; y el Gobierno Provincial, que tiene ya competencias en estas acciones, debería tomar cartas para remediar lo expresado. A su vez, se reclama de varios lugares agua para uso humano: en Junín, Tosagua, Andarieles, Montecristi, Manta, en el sector costero del sur manabita; ahí caería como anillo al dedo el agua del acueducto. 
El agua es el elemento vital que los seres vivos requieren; y así vemos que en Portoviejo 13 sectores tendrán problemas justamente por falta del elemento por casi 60 días. Debería explicarse porque algunos insisten en un proyecto que requiere a su vez de un ducto petrolífero que debería construirse por entero para conducir petróleo hasta Manta con una inversión de altísimo costo y nada garantiza que las límpidas aguas de nuestro Pacífico, que son el más importante elemento turístico de este sector nacional, en caso de un derrame, afronten un daño que igualmente se considere irreversible.  
Manabí y su población deben solicitar que se aperturen todos los proyectos posibles para el sector turístico, aprovechando la tranquilidad de nuestro océano y la belleza natural de nuestras costas, el clima permanente acogedor para recibir las corrientes turísticas desde todos los puntos cardinales del mundo. 
 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti:

Más opiniones: