Actualizado hace: 54 minutos
Bolivia
Roban joya de Evo Morales en un prostíbulo

El robo de una de las joyas patrias de Bolivia, una medalla presidencial de valor incalculable, terminó ayer con final feliz.

Jueves 09 Agosto 2018 | 04:00

 La historia comenzó el pasado martes, cuando el teniente de las Fuerzas Armadas Roberto Juan de Dios Ortiz perdió el avión en que debía llevar la medalla de oro y diamantes a la ciudad boliviana de Cochabamba, para que hoy la luciera en un acto el presidente Evo Morales.

El militar, que trabaja para el Palacio de Gobierno de Bolivia, decidió pasarse ya caída la noche por una zona de prostíbulos cerca del aeropuerto de El Alto, ciudad vecina de La Paz, para hacer tiempo hasta el siguiente vuelo.
“Ingresé en varios locales, haciendo pieza con damas de compañía en dos oportunidades”, reconoció el teniente en su declaración ante la Policía.
Para su desgracia, unos delincuentes, según la Policía boliviana, le sustrajeron del vehículo que dejó aparcado frente a los prostíbulos la mochila donde llevaba la medalla y la banda presidenciales que debía custodiar. El teniente denunció el robo en comisaría y allí quedó detenido, acusado de incumplimiento de deber.
Operativo. La Policía boliviana desplegó un importante operativo para recuperar los símbolos presidenciales, hasta que al mediodía de ayer una llamada anónima a un canal de la televisión boliviana alertó de que estaban junto a la puerta de la céntrica iglesia de San Pedro, en La Paz.
Las autoridades bolivianas aseguran saber quiénes son los responsables, al parecer una banda de delincuentes que buscaban otros objetos, como computadoras para venderlas en el mercado negro, y no esperaban ver en sus manos semejante joya.
El ministro de Interior de Bolivia, Carlos Romero, anunció la detención de uno de ellos, un peruano, mientras la Policía busca al resto, otros tres.
El presidente Evo Morales no pudo lucir la medalla ni la banda en el día de las Fuerzas Armadas bolivianas en Cochabamba, pero los símbolos presidenciales pueden volver sin sufrir daños a la cámara de seguridad donde los guarda el Banco Central de Bolivia.
El libertador Simón Bolívar, a quien le fue regalada la medalla en 1825 por la independencia de Bolivia, jamás hubiera imaginado que casi dos siglos después terminaría a las puertas de un prostíbulo en ese mismo país.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala