Actualizado hace: 45 minutos
Milton Bowen Rivera
¿Podemos cambiar el mundo?

Jueves 09 Agosto 2018 | 06:00

En mi carrera profesional, mis artículos están basados en la investigación y la verdad por más de 50 años. Algunos podrán tener sus dudas, es normal, porque cada persona es un mundo; somos neutrales y no hay mejor consejo para la sociedad que el saber vivir la vida en paz, amor y armonía. Ojalá quienes tienen el hábito y disfrutan de la lectura reflexionen del modus vivendi del hombre y la mujer: nace, crece, se reproduce y muere. 

Como profesional de la comunicación preocupado por los intereses generales de la comunidad, tuve la oportunidad de ser candidato a varios cargos públicos en distintas ocasiones, una de ellas fue a la Asamblea Nacional por la Unión Popular Latinoamericana (U.P.L.) Vota 16, en el año 1998. 
Ninguno de los participantes pensamos que iba a ser un fraude porque ni la olimos. El partido político aparentemente el más fuerte y más preocupado era el Partido Social Cristiano (PSC). Este partido tenía que ganar a toda costa la Asamblea Nacional para poder devolver a sus inversionistas, de las tres campañas presidenciales de su candidato que nunca llegó a la presidencia Ab. Jaime Nebot Saadi (actual alcalde de Guayaquil), cantidades multimillonarias.
Prácticamente el PSC estaba quebrado por las deudas y la única salvación era ganar, para tener el poder de cambiar la Constitución y así devolver favores y el dinero que les habían facilitado en las tres campañas presidenciales sin éxito. 
De lo sucedido quedó en la impunidad y al pueblo se lo sigue engañando para atracar las arcas del Estado, justificando obras entre cómplices y encubridores.
Así ha funcionado y funciona la política desde que se formó la República del Ecuador. Pero nos hacen creer lo contrario. Quienes han escrito la historia la han hecho con intereses propios y particulares. La han exagerado tanto ocultando verdades; enalteciendo a los corruptos con relatos falsos. Otros, en cambio, han cambiado la historia de ciertos personajes que han gobernado el Ecuador, haciendo creer hechos que nunca han ocurrido. 
Libros, textos, ensayos que violan la moral del ser humano deben ser destruidos porque van en contra de la razón. Una realidad y una bomba de tiempo que si no se actúa, en cualquier momento explotará. 
La llamada democracia participativa no funciona. Porque la corrupción se ha adueñado de las instituciones gubernamentales, bloqueando nuestros derechos y responsabilidades establecidos en las Leyes y la Constitución de la República del Ecuador. 
Mi deber como periodista es informar a la ciudadanía lo que hacen nuestros gobernantes, representantes, servidores públicos en cada una de nuestras instituciones, así como nuestras misiones diplomáticas en el extranjero.
Debemos ser unidos, confiar en nosotros mismos, y en los verdaderos amigos que son los que se preocupan y están a nuestro lado.  
¿Será delito decir la Verdad?
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Más opiniones: