Actualizado hace: 29 minutos
Manta
Fue lanzado a una alcantarilla

Vendedor de helados muere de forma confusa en el centro de Manta.

Martes 07 Agosto 2018 | 11:00

La muerte del comerciante de helados Antonio Rivas está envuelta de misterio.
El anciano de 74 años fue encontrado herido dentro de una alcantarilla en construcción, pero luego murió en el hospital Rafael Rodríguez Zambrano. Tenía raspones en la espalda y una fractura en la pelvis. 
Johanna Rivas informó que su padre fue hallado herido el domingo a las 18h00, en una alcantarilla ubicada en la calle 14 y avenida 27. Luego fue auxiliado por los paramédicos del Cuerpo de Bomberos, pero perdió la vida cuando tenía 90 minutos en el área de Emergencia.
“Los bomberos nos informaron que mi padre estaba aplastado por el triciclo que usaba para vender helados y aquello le originó la fractura”, expresó Johanna. 
Los familiares informaron que tienen muchas dudas por este hecho debido a que su padre llegó consciente al hospital y antes de ser ingresado al quirófano reveló que había sido asaltado.
La víctima le dijo a su hijo, Ramón Rivas, que varios jóvenes le habían robado el dinero de las ventas de helados y luego lo lanzaron a la alcantarilla para después tirarle el triciclo encima. “Eso es un atentado, y por eso pedimos a la Fiscalía que investigue la muerte de mi padre. También exigimos revisar una cámara ‘Ojos de Águila’ instalada en el sector para verificar con exactitud qué fue lo que ocurrió”, expresó Monserrate Rivas. 
Ella manifestó que su padre fue hallado en un hueco de tres metros de profundidad, y en el lugar hallaron un retrovisor con el espejo de un vehículo totalmente quebrado. “Eso nos hace presumir que los delincuentes iban en un carro, y al rozar el triciclo de mi padre lo lanzaron a la alcantarilla”, dijo la hija.
 
> un retrovisor. Los parientes del fallecido acudieron al lugar del accidente y hablaron con un guardia que vio por última vez a Antonio Rivas mientras empujaba su triciclo de helados. 
El guardia les contó a los hijos de la víctima que  antes de que llegaran los bomberos vio un vehículo con varias personas cerca de la alcantarilla, pero luego el carro se marchó con los ocupantes. 
“A nosotros nos llena de incertidumbre el espejo del carro que estaba dentro de la alcantarilla. El triciclo no usaba retrovisores, y por eso no sabemos por qué apareció ahí. Todo es muy confuso, más aún porque la vía está cerrada y no permiten el acceso de vehículos”, expresó Gabriela Rivas.
Ella dijo que van a presentar la denuncia en la Fiscalía para llegar a la verdad sobre la muerte de su padre. 
“La calle 14 y avenida 27, donde está ubicada la alcantarilla, es muy amplia, y queremos saber cómo el cuerpo de mi padre fue a dar a la zanja. Realmente tenemos muchas dudas”, enfatizó Gabriela.
 
> investigación de la fiscalía. El fiscal Pedro Pihuave realizó el levantamiento del cadáver y manifestó que no tiene clara la muerte del anciano, y por eso iniciaron una investigación en la Fiscalía.
“Autoricé trasladar el cuerpo a la morgue para le realicen la autopsia y conocer de forma científica la causa de muerte. Nuestra intención es esclarecer si el comerciante de helados cayó a la alcantarilla a raíz de un asalto, un accidente o algún atentado”, agregó Pihuave. Este hecho se investiga en la Unidad de Muertes Violentas, donde un equipo de peritos indagará si la víctima fue asesinada o cayó a la alcantarilla de forma accidental.
Antonio Rivas era padre de seis hijos y tenía 40 años vendiendo helados Pingüino en las calles del centro de Manta y en la zona comercial Nuevo Tarqui.
Él vivía en el barrio Nueva Esperanza era conocido como “Don Rivas”. Hoy en la tarde será sepultado en el cementerio de la parroquia Eloy Alfaro. 
En este año se han registrado 20 muertes violentas en Manta y sus alrededores.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala