Actualizado hace: 6 horas 6 minutos
Portoviejo
“Marjurie” quiere olvidar su pasado y hacer una vida nueva

Asaltos, robos, secuestros y extorsión fueron parte de la vida “mala” de “Marjurie”, nombre protegido.

Martes 07 Agosto 2018 | 11:00

Ella actualmente tiene 26 años de edad, pero dos de ellos los pasó dentro de una cárcel para mujeres, condena que recibió cuando la Policía encontró en su poder un arma de fuego.

Su encantadora mirada, su coqueta sonrisa y su cautivadora voz no dan a notar que detrás de ese rostro existe un pasado oscuro, al que ella califica como “un pasado de errores”.
Levantar la cabeza, corregir esos errores y seguir adelante es lo que tiene en su mente, aunque la situación para ella es difícil, porque por su antecedente no puede conseguir trabajo. 
Sufrimiento. Luego de una sonrisa, ella lanza una mirada hacia el cielo y a su mente trae esos recuerdos.
“Era una niña y mis padres se separaron, no tuve un hogar estable, un tiempo vivía con mi mamá y otro con mi papá”, cuenta.
Pese a que intentó ser diferente, la vida igual la marcó. 
Cuando tenía 16 años de edad se juntó con el que creía que era el amor de su vida, teniendo a su primera hija. 
Sin embargo, fue maltratada por el padre de su hija, que incluso quería hacerla trabajar en la prostitución.
Tuvo otra oportunidad para rehacer su vida con otro hombre, con quien procreó su segundo hijo, pero también le fue mal.
La historia se repitió otra vez y ella tuvo su tercer hijo, pero nuevamente se quedó sola.
Sus fracasos sentimentales la llevaron a tomar ese camino del mal y comenzó a juntarse con personas que andaban delinquiendo.
Delitos. Lágrimas comienzan a rodar por sus mejillas, la hermosa voz se  corta, suspira y continúa. 
“Empecé a acompañar a esos que decían llamarse amigos a asaltar y robar carros, y como no me pasó nada seguí en el negocio”, explica.   
Recuerda que era la encargada de amedrentar con armas de fuego a los choferes.
Después pedían dinero a cambio de devolver el carro.
También secuestró personas, pero no quiere detallar los hechos por su seguridad.
En el 2015, mientras caminaba por las calles, uno de sus amigos tuvo un problema personal y llegó la Policía.
Ella cargaba un arma de fuego y fue detenida, y por eso fue sentenciada a dos años de prisión.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala