Actualizado hace: 25 minutos
San Jacinto del Búa
15 menores con hepatitis

Desde hace una semana el hijo de Daniel Zambrano no va a la escuela.

Martes 07 Agosto 2018 | 11:00

 Un día llegó a la casa desde la unidad educativa donde estudia con un fuerte dolor de estómago, vómito y fiebre.

Daniel decidió llevarlo hasta el centro de salud de la parroquia San Jacinto del Búa. “Ahí solo me le dieron paracetamol y según me han dicho esa medicina le podría destrozar el hígado”, señala el hombre que trabaja como conserje de la Unidad Educativa Washington Pazmiño, ubicada en el centro poblado de San Vicente del Búa.
Al día siguiente, como su hijo no mejoraba, decidió llevarlo a un consultorio particular donde le hicieron un examen. El resultado fue el que sospechaba: su hijo tenía hepatitis (inflamación del hígado).
Ese día la doctora le dio complejo B, le colocó un suero y le dijo que volviera en una semana.
El adolescente tiene los ojos amarillos y ha bajado de peso. “A cada rato como leche miel”, dice el menor.

EN LA ESCUELA. En su trabajo como conserje Daniel ha sido testigo de que el caso de su hijo no es aislado.
Desde hace tres semanas algunos niños que estudian en dicha escuela presentan la misma enfermedad. “Todos tienen los mismos síntomas. Les duele la barriga, vomitan y tienen fiebre alta”, aseguró.
Ayer hasta el plantel llegó un equipo del Ministerio de Salud encabezado por Ángela Díaz, epidemióloga, para recabar información sobre el brote.
Según se informó, a través de la comunicadora del distrito 23D02 del Ministerio de Salud Pública (MSP), “el proceso se encuentra en investigación y no nos podemos pronunciar hasta tener la información confirmada”.
 
PREOCUPACIÓN. Entre los vecinos hay preocupación. Hasta ayer se rumoraba que presuntamente un hombre de unos 50 años habría muerto a causa de la enfermedad.
Esto fue desmentido por José Zambrano, presidente de la comunidad.
El dirigente tuvo acceso al certificado de defunción en el que se indicaba que Modesto Z. había fallecido a causa de un cáncer al hígado.
José cree que ya suman unos 15 menores con hepatitis. “Todas las semanas caen cuatro o cinco”. Él ha emprendido por su cuenta una investigación.
Javier Bastidas, médico, explicó que la hepatitis es causada por el consumo de agua o alimentos contaminados. 
El presidente sospecha de los sitios donde se vende comida chatarra. “Podría ser por ese aceite que tienen guardado y donde fríen las cosas”, sostuvo.
En el recinto habitan unas 150 familias que esperan que las autoridades de Salud detecte las causas de lo que José califica como una epidemia.
 
LA ENFERMEDAD
La hepatitis es una inflamación del hígado. La afección puede evolucionar hacia una fibrosis (cicatrización), una cirrosis o un cáncer de hígado.
La hepatitis A y la E son causadas generalmente por la ingestión de agua o alimentos contaminados. Las hepatitis B, C y D se producen por el contacto con sangre contaminada y en el caso de la B, la transmisión de la madre a la criatura en el parto o de un miembro de la familia al niño, y también el contacto sexual.
La infección aguda puede acompañarse de pocos síntomas o de ninguno, también puede producir manifestaciones como la ictericia (coloración amarillenta de la piel y los ojos), orina oscura, fatiga intensa, náuseas, vómitos y dolor abdominal.
La hepatitis C puede ser mortal, es una enfermedad silenciosa más peligrosa que el VIH/Sida que no da indicios de tenerla hasta que es muy tarde y ataca directamente al hígado.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala