Actualizado hace: 1 hora 25 minutos
Escalando o bajando
Escalando o bajando
Por: Rosa Dalia Cevallos

Viernes 03 Agosto 2018 | 10:00

La gira del presidente Lenín Moreno por España y el Reino Unido no dio ningún resultado sobresaliente: los acuerdos con el Rey Felipe VI y con el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, no van más allá de los que se acostumbra firmar con ocasión de los encuentros binacionales.

Éxito personal sí, porque intervino en el Foro sobre Discapacidades y consiguió micrófonos para continuar con la agresiva campaña de descrédito al Gobierno anterior, del cual fue parte en dos períodos.
Habiendo ocupado la segunda magistratura durante una época como la que describe, debió renunciar a tiempo; si no lo hizo antes, debe ser ahora. Todo, para que sea consecuente con sus propias denuncias pues ha llegado  a tildar de “capo” al expresidente Correa. ¿Por qué no clamó a sus actuales aliados para que lo ayudaran a rescatar  del “abismo” en el que  vivía? Pudo fungir de socorrista una de esas personas que hoy no le dicen “dedíquese a gobernar” debido a la felicidad que sienten desde el cuestionado triunfo de Moreno, cuando se  retornó a la ingobernabilidad, a  repartir  el poder por aquí y por allá,  devolviéndolo a los grupos que sumieron al país en el sempiterno subdesarrollo. 
La conferencia sustentada en Europa se tituló “Saliendo del abismo”. Sin embargo, tomando un solo indicador económico, las exportaciones no han crecido en relación a períodos anteriores.
En Manabí ha habido reuniones previas al reclamo ante el Gobierno central por la desatención en salud pública. 
En tan poco tiempo no puede olvidarse que las casas del tan publicitado programa de vivienda fueron planificadas e iniciadas en el Gobierno anterior a éste, así como el Hospital General del IESS de Manta, una obra post terremoto concebida y construida a velocidad récord. 
Caso similar es el  Centro de Salud de Santa Marta, que  ya muestra un  lamentable deterioro; en la sala de  Emergencias las paredes se ven sucias y descascaradas; en cuanto a atención, según la tabla publicada, el tiempo de espera para un turno  normal -no urgente- es de una  hora y media que tranquilamente llegaría al doble y cerca de la medianoche, observando que el turno que le correspondía a un paciente era a las 19h30, estando por delante de él siete turnos más….
De regreso quántico al pasado, llegará el momento en que se recurra a los Estados Unidos para que, con solidaria limosna, vengan a pintar las paredes o donen un equipo ya reemplazado por uno moderno. 
A cambio, se firmarían nuevos convenios para la instalación de “puestos de avanzada” como se llamó a la base de Manta. 
Dicen que fue Correa quien botó a los gringos. ¡No! El pueblo ecuatoriano aprobó la Constitución de Montecristi que prohíbe la existencia de bases extranjeras en nuestro territorio. 
El convenio, muy dudoso en su tiempo, terminó su vigencia de diez años y los norteamericanos debieron irse.
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti:

Más opiniones: