Actualizado hace: 2 horas 4 minutos
El Carmen
Edison fue encadenado hace dos años en una esquina de su casa

María Muentes Sánchez se vio obligada a encadenar a su hijo de 29 años de edad.

Martes 31 Julio 2018 | 11:00

Dice María que Édison Z., su vástago, era un chico normal y que llevaba una vida como agricultor, pero de un día para otro todo cambió. Édison se volvió agresivo y a María no le quedó de otra que encadenarle las manos y amarrarlo a una viga de la casa de madera en la que habitan.   

El hecho ocurre en el sitio Rancho Ronald, ubicado en el límite entre Manabí y Santo Domingo de los Tsáchilas. 
Una esquina de la sala de la casa de María es toda la libertad que tiene Édison para acostarse o sentarse.  Así ha pasado durante los últimos dos años. 
María  asegura que su hijo “perdió la razón”.  
En medio del llanto la señora  cuenta que hace tres años su hijo llevaba una vida normal, y  que trabajaba como jornalero en una finca, en la que realizaba labores de fumigación.  
Con nostalgia recuerda que una noche Édison estuvo con fiebre muy alta, por lo que fue llevado al médico.
Los doctores nunca dieron con el diagnóstico. Por eso María siente que su hijo que fue atacado por una rara enfermedad que le hizo perder la “noción de las cosas”. 
“Se volvió muy agresviso, nos quería pegar, se salía a la calle, nos arrancaba los cables de la luz, y dañaba las cosas de la casa”, indica la señora.
Un día María y su esposo decidieron atar  a Édison para evitar que los lastimara. 
El joven ha carcomido una pared  de madera con sus uñas, y su ropa la ha desgarrado con sus dientes.
María es la encargada de darle los alimentos en la boca.
Cuando lo lleva a la cama lo desata de la soga, lo acuesta y lo vuelve a atar a un extremo de la cama “para que no se escape”.
María quiere que su hijo sea evaluado y reciba el carné de discapacitado. 
TRATAMIENTO
Narcisa Intriago, directora de la Fundación Por Ti Jesús, que conoce de estos casos, manifestó que “hay mucho por ayudar”.
Ella cree que Édison necesita un tratamiento neurológico y psiquiátrico, debido a que hay agresividad.   
Por otra parte, desde la Secretaría Técnica de Protección de Derechos se informó que conocen el caso, y que incluso le han dejado medicinas a Édison. Ahora se canaliza una cita con un psiquiatra. 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala